Sofía Kovalevski, la matemática de Demasiada felicidad

 

“Mientras los anillos de Saturno brillen todavía
mientras los mortales respiren
el mundo recordará siempre tu nombre”

Fritz Lefler. Matemático

Las reuniones de noviembre comenzaron el lunes con el análisis del libro Demasiada felicidad de Alice Munro. El último cuento que da título al libro relata pasajes de la vida de la matemática y escritora Sofía Kovalevski o Kovalevskaya, una de las científicas más importantes del siglo XIX, poco conocida posiblemente por el hecho de ser mujer. No pudo estudiar en Rusia, su país natal, por estar prohibido para las mujeres ir a la universidad. Vivió en París, Berlín y Estocolmo, donde fue la primera mujer nombrada profesora titular de la capital sueca.

Sofía Kovalevski tuvo una vida corta y muy intensa, defendió los derechos de la mujer  y vivió en la Comuna de París de 1871.

El cuento Demasiada felicidad novela partes de su vida, ofreciéndonos en muy pocas páginas una biografía íntima, mostrando casi de forma dramatizada, la relación con las personas que más influyeron en su vida tanto profesional como afectivamente, las dificultades de las mujeres científicas e intelectuales en un mundo vetado al sexo femenino, las corrientes políticas y sociales de final del siglo XIX, además de la importancia de sus teorías y trabajos científicos.

Para saber más sobre Sofía Kovalevski os recomendamos algunos enlaces:

En el fondo de la Biblioteca se encuentran las siguientes publicaciones sobre Sofía Kovalevski.

  • Nomdedeu Moreno, Xaro. Sofía : la lucha por saber de una mujer rusa
  • Casado Ruiz de Lóizaga, María José. Las damas del laboratorio : mujeres científicas en la historia
Anuncios

¿Quién es Alice Munro?

Alice Munro as Western's Writer in Residence, shown in Western News 1974

Alice Munro es canadiense, nació en Wingham (Ontario) en 1931, en plena depresión. Se casó joven e hizo diferentes trabajos para pagarse los estudios, vivió en Vancouver y luego en Victoria (Columbia Británica) donde el matrimonio puso en marcha una librería. Después de su divorcio en 1972 volvió a la Universidad de Western Ontario, donde se afianzó como escritora.

Sus trabajos se enmarcan fundamentalmente en el relato, género en el que ha cosechado sus mayores éxitos y del que es  “maestra del relato breve contemporáneo” según el fallo de la Academia que otorga los Premios Nobel, ganadora en 2013.

Ella nos cuenta sobre si misma:

“Yo no tenía ninguna posibilidad de ser otra cosa distinta a una ama de casa, porque no tenía dinero. Asistí a la universidad sólo por dos años, que fue el tiempo que duró mi beca. Fueron unas pequeñas vacaciones en mi vida, un tiempo maravilloso. La universidad ha sido la única vez en toda mi vida en que no he tenido que hacer tareas domésticas” Entrevista con la revista The Paris Review.

“Debía tener unos 36 años y ya llevaba casi 15 escribiendo historias, algunas las había publicado en Tamarack Review, una pequeña revista canadiense de la que su editor conocía a todos sus lectores por el nombre de pila. Finalmente un editor de Ryerson Press, una editorial canadiense que ahora hace parte de McGraw-Hill, me escribió y me preguntó si tenía suficientes historias para un libro, así se publicó Dance of the happy shades (1968), mi primera antología de cuentos, después vino Lives of girls and women (1971), mi primera novela. Más adelante, las colaboraciones frecuentes para The New Yorker

Mirá, los bebés finalmente dormían la siesta, quisieran o no, y entonces yo me ponía a escribir. No estaba pensando en ellos. Estaba pensando en mí. Quizá habrían sido más felices si yo les hubiese dedicado más tiempo y menos a mi literatura, no lo sé. Pero para mí no era una opción, sentía que tenía que luchar por ese espacio propio donde no era ni mujer ni madre. Hoy todavía me escapo al mismo sillón donde desarrollo mi vida espiritual. Pero, claro, ya no soy joven. Un tema duro para artistas y escritores es que los poderes intelectuales o creativos se debilitan. ¿Qué hace uno entonces si no escribe? Yo no pude encontrar la respuesta” Entrevista para La Vanguardia.

Más sobre “Demasiada felicidad”


Alice Munro, Nobel de Literatura 2013

Alice Munro, © shapton 09

Alice Munro ha sido galardonada con el prestigioso Premio Nobel de Literatura, que se entregó en Estocolmo el pasado día 10 de Octubre de 2013. La autora canadiense ha recibido el premio a los ochenta y dos años de edad, al poco tiempo de haber anunciado su retirada. Comenzó a escribir a los treinta años y ha publicado mayoritariamente relatos, es considerada la maestra del relato breve y algunos la han comparado con Chéjov. El galardón supone un gran reconocimiento para el relato breve, y como ha destacado la autora también es importante para los escritores canadienses que hace años, cuando ella empezó a escribir, eran muy pocos y prácticamente desconocidos.

La escritora nacida en Ontario es la decimotercera mujer que recibe el Nobel, y es una autora que escribe sobre principalmente sobre mujeres. El universo femenino está muy presente en sus relatos, historias sencillas en las que se observan los detalles y se describe la cotidianidad desde la perspectiva femenina. Detrás de lo cotidiano se esconden esas pasiones y emociones que perfila con gran psicologismo, que se adivinan pero no se muestran del todo, se dejan entrever, y el  lector se queda en ocasiones con una sensación de tener que completar la historia. Es esa sutileza y esa sencillez lo que han hecho que se califique su escritura de poética y que se valore por su narrativa rica en matices, su sensibilidad y el tono descriptivo que impregna sus relatos.

A lo largo de su carrera Alice Munro ha recibido entre otros premios el Canadian Booksellers Award for Lives Of Girls And Women, el National Book Critics Circle Award, el Giller Prize y el Man Booker International Prize.

Admirada en España por autores como Antonio Muñoz Molina o Javier Marías, la crítica parece ser unánime respecto a la valoración de su escritura. Antes de recibir el Nobel había sido bastante reservada y reticente a las entrevistas pero os dejamos un enlace de una entrevista que se publicó en La Vanguardia en 2009: entrevista.

Y para comenzar con su lectura si todavía no la conocéis, aquí tenéis el cuento Voces, de tinte autobiográfico, incluido en su último libro Mi vida querida: Cuento.

Descubre las obras de Alice Munro que se encuentran en la Biblioteca.