Damas del crimen. Novela negra en femenino

El próximo 19 de enero Patricia Highsmith cumpliría 100 años, por ello, desde las bibliotecas de Tres Cantos queremos darle el homenaje que se merece, siendo protagonista de un mes especial, ya que todo el mes de enero lo dedicamos a las damas del crimen.

Y  Highsmith es una de las más grandes damas de la novela negra. Escritora incansable, desde muy joven se interesa por los individuos que se encuentran al margen, personajes que están dispuestos a traspasar la fina línea del bien y del mal, personas que se sirven de todos los medios a su alcance, incluido el asesinato, para conseguir sus objetivos.  Los temas que trata se centran en la culpa, la mentira y el crimen y sus novelas contienen un poso de pesimismo y crueldad. Tom Ripley es una de sus creaciones y uno de los personajes más fascinantes de la literatura. Amoral, elegante, inteligente, calculador, es el protagonista de cinco de sus novelas.

La novela negra en femenino en nuestro país tiene un gran número de representantes, escritoras talentosas que han conseguido poner a la altura de sus homólogos varones. Según el profesor Jesús V. Magdalena, Yanet AcostaAlicia G. BarlettBerna GonzálezDolores Redondo y Rosa Ribas son las reinas de la novela negra española del siglo XXI. Y hemos invitado a una de ellas a acompañarnos en este homenaje a la gran Patricia Highsmith. Berna González Harbour visitará la Biblioteca Lope de Vega en Tres Cantos el próximo 28 de enero a las 19 h.

Berna González es una periodista, crítica literaria y escritora de novela negra, creadora de la comisaria Ruiz y según la editorial Planeta: “está considerada una de las voces más actuales y representativas del género hoy en España”. Su última novela El sueño de la razón recibió el premio Dashiell Hammett 2020 de novela negra de la Semana Negra de Gijón.

Como siempre te dejamos algunos enlaces a artículos o trabajos relacionados con el tema:

Club de lectura de cómic: Persépolis

En la última sesión del club de lectura de cómic de la biblioteca Lope de Vega nos adentramos en uno de los grandes clásicos de la novela gráfica internacional: Persépolis de Marjane Satrapi (Reservoir Books, 2020, traducción de Carlos Mayor). La obra de esta autora iraní resultó clave en su edición original, entre 2000 y 2003, para llegar a un público más diverso y masivo, en un momento en el que el cómic aún arrastraba ciertos prejuicios. Persépolis forma parte de un grupo de obras que demostró a ese público que el cómic era un medio válido para tratar asuntos complejos como el que la autora planteaba. Influida por los autores de la editorial independiente L’Association, especialmente por su amigo David B. y su obra Epiléptico, la recién llegada a Francia Satrapi se animó a iniciar la crónica de su vida, desde su infancia hasta su llegada a Francia a mediados de los años 90.

Así, Persépolis es un relato personal, una bildungsroman en la que asistimos al tránsito de la infancia a la adultez de Marjane, a su búsqueda de una identidad propia. Su experiencia es la de muchos exiliados políticos que, tras pasar una temporada fuera de su país, cuando regresan sienten que aquel ya no es su sitio; pero, al mismo tiempo, tampoco lo es su nuevo lugar de residencia. En esa tensión se desarrolla la vida de la autora, que atraviesa varias fases, siempre apoyada por su familia, progresista y contraria la revolución islámica que, en 1980, sumió Irán en una dictadura totalitaria y muy represiva con las mujeres.

Porque Persépolis es también el retrato de un país que cae en las garras del fanatismo religioso, encarnado en las figuras de esos “barbudos” que imponen la ley islámica en las callas, deteniendo a los ciudadanos, propinando palizas o ejecutando opositores políticos. A través de las experiencias personales de Satrapi y sus allegados podemos entender qué se siente cuando un régimen totalitario vigila cada aspecto de tu vida, desde la ropa que llevas hasta lo que haces en la intimidad de tu hogar. Y lo hace a través de un dibujo sencillo, desprovisto de todo lo que no sea esencial para la lectura, que favorece la empatía con las situaciones que se describen. Y no solo en Irán, sino también en Austria, donde pasa un tiempo con solo 14 años, y donde también tiene muchos problemas. 

Tras el regreso a Irán, Satrapi se hace adulta e intenta encajar en la sociedad iraní; incluso llega a casarse en un vano intento de ganar algo de libertad. Finalmente, asumirá que no puede encajar en un país sin libertades, y decide, junto a su familia, marcharse a Francia para continuar sus estudios y desarrollar su carrera profesional.

Pese a la importancia que tuvo Persépolis (traducida a decenas de idiomas y con millones de ejemplares vendidos en todo el mundo), Satrapi solo ha publicado dos cómics más: Bordados (Norma, 2004) y Pollo con ciruelas (Norma, 2005), además de algunos libros infantiles. Su carrera se ha orientado, más bien, al cine, comenzando con la exitosa y destacada adaptación animada de Persépolis (2007). En 2019, se estrenó su film más reciente: Radioactive, sobre la vida de Marie Curie.

El club de lectura infantil en las ondas

El pasado 11 de diciembre tuvo lugar la tercera sesión del Club de lectura infantil y fue una sesión muy especial. El programa de radio Menudo Castillo vino a nuestra biblioteca y los niños y niñas participantes, colaboraron en varias secciones del programa: entrevistaron a Rebeca, la directora, y a Adriana, la coordinadora, preguntándoles acerca del Club y de las actividades programadas por la biblioteca para estas Navidades. Además tuvimos una visita muy especial, la autora Mónica Rodríguez vino a hablar de  La tía Clío y la máquina de escribir, el libro que se había leído en el Club. Los niños le hicieron un montón de preguntas y ella les pidió que le contaran si sabían cual era su mayor tesoro, como hace la protagonista del libro, y la respuesta mayoritaria fue, sin duda, sus familias y sus peluches. Para finalizar, recomendaron lecturas a los oyentes y se les entregaron los libros para comentar en la próxima reunión, programada para el 22 de enero y en la que realizaremos un taller con la ilustradora María Espejo.

Las fotos del encuentro las podéis encontrar y descargar en el Flickr de las bibliotecas de Tres Cantos y os dejamos el audio de la sesión que se emitió ese día en directo:

Ir a descargar

 

Club de lectura de cómic: Las meninas

En la segunda sesión del club de lectura de este nuevo curso debatimos en torno a Las meninas (Astiberri, 2015) de Santiago García y Javier Olivares. Días antes, tuvimos la suerte de contar con este dibujante e ilustrador en la Biblioteca, donde mantuvo una charla sobre su trabajo y su colaboración con García tanto en esta obra como en la reciente La cólera (Astiberri, 2020).

Las meninas, Premio Nacional de Cómic 2016, es una obra que parte de la figura de Velázquez pero trasciende la mera biografía de este pintor, para sumergirse en los significados y relevancia de su obra magna, el cuadro que ha cautivado a artistas de épocas muy diversas. Evidentemente, aparecen detalles y acontecimientos de la vida de Velázquez importantes, pero la manera de presentarlos no tiene como objetivo que los lectores recibamos un relato fiel y didáctico de la misma, como indican las elipsis violentas, la falta de texto de apoyo o de explicaciones extensas.

Así, en las páginas de esta novela gráfica podemos ver a Picasso, Dalí, Foucault, Goya o Equipo Crónica, entre otros, artistas todos ellos que, de una forma u otra, se vieron influidos o afectados por el arte de Velázquez. Sus apariciones en interludios sirven para modular el ritmo del relato pero, también, para ahondar de una manera lateral en la importancia central de la obra maestra del pintor.

Eso nos lleva a uno de los temas relevantes de Las meninas: ¿qué hace a una obra maestra? Para García y Olivares, parece que la respuesta se encuentra no tanto en la pericia técnica sino en la influencia de la pieza, en su pervivencia en el tiempo y en la capacidad para ser leída de diferentes formas en cada época posterior. Para ser, en definitiva, una obra inmortal que sobreviva a su autor, por su técnica superior, su atmósfera pero, sobre todo, porque fue la primera en la que se superaba la frontalidad de la pintura realista y se planteaba un juego de miradas y espejos, que incluía al espectador en la propia obra, como estableció el célebre texto de Foucault, quien, no por casualidad, es quien abre este cómic de deliberada autoconsciencia posmoderna.

En una época como la nuestra, en la que la religión ha dejado de tener el papel vertebrador de la sociedad que tuvo en el pasado, la inmortalidad solo puede ser concebida a través de la perdurabilidad de las obras y los actos. Esta cuestión, fundamental en otras obras de García, como la propia La cóleraBeowulf (Astiberri, 2014), un proyecto que, inicialmente, comenzó a dibujar Olivares pero que, finalmente, realizaría David Rubín. En Las meninas, Velázquez está obsesionado con la trascendencia, con ser recordado. Y pretende conseguirlo siendo aceptado en la Orden de Santiago, para lo cual deberá demostrar que no ha vivido de su trabajo, pues eso sería impropio de un noble. La investigación de un enviado de la Orden vertebra el relato, estructurado en dos líneas temporales, distinguidas por la paleta de colores, y puntuadas con los interludios antes mencionados. Olivares modula su estilo, siempre mutante, para ajustarse al tono más dramático o cómico de cada escena, con las que ambos autores van profundizando en sus temas.

Paradójicamente, Velázquez alcanzará la inmortalidad artística gracias a su obra, la misma que estuvo a punto de impedirle ingresar en la prestigiosa Orden de Santiago. Habría sido una sorpresa para él, pues en su época, como se muestra en el libro, la pintura no era considerada un arte, sino un oficio manual, una profesión artesanal. El tema se trata a través de las discusiones de Velázquez con colegas como Rubens, quien en la ficción de Las meninas, asume una posición práctica, de pintor que asume su subordinación a los gustos de sus clientes y la producción industrial de sus cuadros, gracias a su taller. Frente a él, el oscuro Rivera, a quien Velázquez aspiraba a alcanzar, representa la visión artística y adelantada a su época con respecto a su propio trabajo: por eso, al final de su vida, lo tocó la locura.

Las meninas no es solo un libro multipremiado: es también una de las mejores obras del cómic español reciente, una que demuestra la complejidad que ha alcanzado el lenguaje del cómic, y su potencial para tratar todo tipo de temas.

Louise Glück, Premio Nobel de Literatura 2020

El Premio Nobel de Literatura de este año ha recaído en la poeta estadounidense Louise Glück, noticia que ha sorprendido a algunos al no estar entre los favoritos habituales pero que ha alegrado a los amantes de la poesía conocedores del talento de la autora. La razón que ha esgrimido la Academia Sueca ha sido: “Por su inconfundible voz poética, que, con una belleza austera, convierte en universal la existencia individual.” Louise se ha dedicado principalmente a la docencia en la Universidad de Yale y ha recibido anteriormente numerosos premios literarios entre los que destaca el Premio Pulitzer por “The Wild Iris” (El iris salvaje).

Cuando recibió la llamada de la Academia en su casa en Massachusetts comentó: “Sugeriría que no lean mi primer libro. Me gusta más mi trabajo reciente. Diría que Averno sería un punto de partida, o mi último libro, Faithful and Virtuous Night”. Louise también ha declarado a raíz de la concesión del premio que le “preocupa preservar su vida y su rutina con la gente a la que quiere” y ha declinado entrevistas. Deja claro que valora su privacidad, protege su intimidad y además a lo largo de su carrera literaria nunca se ha dejado ver mucho en los círculos mediáticos a pesar de los numerosos reconocimientos que ha recibido su obra.

En español conocemos su obra principalmente gracias a las ediciones que la editorial valenciana Pre-textos ha publicado, estupendas y cuidadas traducciones de sus poemarios “El iris salvaje“, “Ararat”, “Averno“, “Las siete edades“, “Vita nova“, “Praderas”, y “Una vida de pueblo”. Manuel Borrás, director de esta editorial, nos da una clave para la lectura de la obra de Glück: “A veces no se sabe leer bien la poesía. Glück tiene también una finísima ironía. En ocasiones es muy incisiva, como si estuviera aplicando una hoja de afeitar a cosas que nos desagradan a la mayoría de los seres humanos”. Y uno de sus traductores, el poeta venezolano Adalber Salas, comenta “Glück tiene una insólita capacidad para hacer que los hechos minúsculos de vidas plurales, anónimas, adquieran una proporción cósmica, desde la vida de las lombrices, los murciélagos, hasta la vida familiar, una consulta médica, la entrada de los chicos en la adolescencia o un matrimonio que se derrumba”.

Algo en lo que coinciden los lectores, críticos y traductores es en el carácter sencillo y cercano de su escritura, y en lo íntimo y cotidiano de sus temas, llegando a trascender, a la universalidad, precisamente por esa familiaridad y recreación en el detalle.

Lo mejor siempre es leer la obra, así que compartimos algunos enlaces que han sido publicados en las redes con poemas de la premiada y os dejamos un enlace al catálogo de las bibliotecas de la Comunidad de Madrid con las obras de esta autora:

Terminamos con un poema de su libro “Las siete edades”, Pre-textos, 2011:

Club de lectura de cómic: el cómic en España

Tras el parón veraniego, el club de lectura de cómic ha vuelto a la Biblioteca Lope de Vega. Así, el pasado martes 6 de octubre se celebró la primera sesión de un nuevo ciclo, en el que se hizo un recorrido histórico por el cómic español, para entender los cambios que se han producido en este medio y cómo es el mercado actual.

Tras unos comienzos en la prensa escrita a finales del siglo XIX, similares a los de muchos otros países europeos o Estados Unidos, la historieta comenzó a dirigirse al público infantil. Así, publicaciones infantiles como TBO incluyó entre sus contenidos páginas de cómic, que se volvieron tan populares que pronto fueron las protagonistas de estas revistas. De hecho, TBO alcanzó tal fama que acabo dando nombre, por metonimia, al conjunto del medio: los tebeos.

La guerra civil supuso una quiebra total en el desarrollo del cómic. Aunque, poco a poco, la incipiente industria del tebeo fue recuperándose, en un contexto muy diferente marcado por la escasez del papel y la ruinosa economía. Solo la radio y los tebeos ofrecían entretenimiento popular accesible a casi todo el mundo. Los tebeos se compraban, pero también se prestaban, se cambiaban y se leían en la calle. Eran revistas o cuadernillos impresos con técnicas deficientes y materiales baratos, pero que, para muchos niños y niñas, supusieron una ventana a la fantasía y la aventura.

Series como El capitán TruenoEl guerrero del antifazMis chicas, Roberto Alcázar y PedrínMary Noticias, y personajes como Doña Urraca, Zipi y Zape, las Hermanas Gilda o Mortadelo y Filemón se convertirían en parte de la memoria sentimental de varias generaciones de españoles.

Sin embargo, mientras que en el resto del mundo el cómic vivía una auténtica revolución en los años 60, la censura franquista siguió considerando los tebeos como productos de escaso valor artísticos y propios únicamente de un público infantil, lo que restringía sus contenidos. No fue hasta el tardofranquismo y, sobre todo, la transición a la democracia, que comenzaron a aparecer nuevas revistas que recogieron todos esos vientos de cambio en el cómic. Cabeceras como StarBésame MuchoEl Papus desafiaron la censura y la moral del agonizante franquismo.

A partir de 1977, comienza el llamado “boom del cómic adulto” en España. Diversas editoriales aprovechan la libertad de prensa de la reciente democracia para publicar revistas en las que recogen lo más importante del cómic adulto europeo y americano de las últimas décadas: Moebius, Richard Corben, Guido Crepax, Druillet y muchos otros, que se unen a la primera generación de españoles que quiso hacer un cómic autoral: Carlos Giménez, Alfonso Usero, Josep Maria Beà o Enric Sió, entre otros.

Cabeceras como Cimoc, Comix Internacional o Zona 84 respondieron a este modelo, mientras que El Víbora, CairoMadriz apostaron por un cómic más moderno, en sintonía con los nuevos movimientos artísticos que experimentó el país, muchas veces dando espacio a nuevas generaciones de autores que serían, a la postre, muchos de los que después protagonizarían las siguientes décadas.

Porque el paradigma cambiaría totalmente en la década de los 90: la explotación del modelo de publicación en revista y la incapacidad de modernizar sus contenidos se sumaron a la competencia de otras formas de ocio y del cómic americano y japonés y acabaron por hundir aquel efímero boom. Durante toda esa década, los autores españoles prácticamente se quedaron sin opciones de publicación profesional, y tuvieron que dedicarse a otros sectores o trabajar para otras industrias del cómic. Encontramos, no obstantes, pequeños sellos editoriales, revistas autogestionadas y fanzines que mantienen viva la llama de un cómic de autor, alejado de lo infantil y de la copia del material extranjero.

Eso es lo que permitirá, a finales de los 90, un renacimiento, lento pero seguro, gracias a nuevas generaciones de autores y de editoriales como De Ponent, Sins Entido y Astiberri, que recogen las nuevas sensibilidades y empiezan a apostar por el libro como formato de publicación. Gracias al creciente interés de los medios de comunicación, a la llegada del cómic a puntos de venta generalista y al talento de los autores, poco a poco se va consolidando un nuevo panorama que recoge a los supervivientes de los 80 y 90 y a nuevas olas de aristas. En el año 2007 se crea el Premio Nacional de Cómic y se publican Arrugas de Paco Roca y María y yo de Miguel Gallardo, dos títulos imprescindibles para entender el devenir de la novela gráfica española y para llegar al gran público.

Desde entonces, el cómic español se ha diversificado para alcanzar todo tipo de temáticas, desde la no ficción a la aventura, pasando por la autobiografía, el cómic experimental o de vanguardia y los géneros más tradicionales. A pesar de que el mercado debe crecer todavía, el nivel artístico de sus autores es excelente y muy heterogéneo, como demuestra el trabajo de Álvaro Ortiz, Ana Galvañ, María Medem, David Rubín o Antonio Altarriba, y como esperamos que demuestre la lectura de Las meninas de Santiago GarcíaJavier Olivares, el primero título de este nuevo ciclo del club de lectura de cómic de la biblioteca.

El día que decides hacerlo, es tu día de suerte (Proverbio japonés)

Ya tenemos los números que determinan el orden de la elección de plazas a los clubes de lectura. El 18 de septiembre a las 20 horas, un programa electrónico aleatorio ha decidido que el 44 sea el primero y que su poseedor, elija en primera posición el turno que más le interese para el Club de Lectura de adultos.

Los inscritos han sido 125 personas y se ofertan 100 plazas repartidas en tres grupos presenciales  (viernes mañana, lunes tarde y jueves tarde) y un grupo virtual (jueves tarde). Los clubes se desarrollarán de octubre de 2020 a junio de 2021.

Las lecturas y las fechas las encontráis en este blog, en el apartado Club de Lectura Adultos, donde desplegando el menú tendréis información por sus diferentes turnos. Y contaremos de nuevo, con el escritor, editor y filólogo Javier Azpeitia como conductor de los clubes.

En el Club de Lectura de Cómic hay 28 personas inscritas, el número de sorteo ha sido el 19 y las plazas ofertadas son 25 . El conductor del club vuelve a ser Gerardo Vilches y os adelantamos que a partir del 1 de octubre a Biblioteca Lope de Vega albergará la exposición Héroes del cómic europeo, estáis invitados a la presentación que se realizará el viernes 2 de octubre a las 18 h.

El Club de Lectura Infantil ha contado con 20 niños inscritos, el número de sorteo ha sido el 15 y hay 15 plazas ofertadas. Este club va ha ser diferente a los demás porque los conductores de cada sesión serán los autores y/o ilustradores de los libros que se leerán.

Además realizaremos actividades abiertas para todos los interesados en la literatura.Y os adelantamos que durante el mes de octubre contaremos con la escritora Marta Sanz y con el ilustrador Javier Olivares. Además la presentación del club infantil correrá a cargo del autor Pedro Mañas y la ilustradora Luján Fernández. Todas las actividades las iréis encontrando en nuestra web y si queréis recibirlas en vuestros correos solo tenéis que suscribiros aquí.

En cuanto al Taller de Pensamiento Filosófico el número de inscripciones ha sido 63, la oferta 25 plazas y la suerte ha recaído en el 14. El Taller tiene su propio Blog donde encontrareis información del mismo.

A lo largo de la semana que viene nos pondremos en contacto telefónicamente con todos los participantes por orden de sorteo, hasta que se completen las plazas. En todos los clubes se formarán parte de la lista de espera que se utilizará de inmediato en cuanto se produzca una baja.

Seguimos juntos, este blog os pertenece.

Y recordad: El día que decides hacerlo, es tu día de suerte

Comenzamos… con muchas ganas de volver a vernos

Nos alegra ponernos de nuevo en contacto con vosotros para anunciaros la vuelta de los Clubes de Lectura. Aunque estamos viviendo tiempos complicados, los clubes de lectura se retomarán en octubre adoptando todas las medidas de seguridad higiénico sanitaria que dictan las autoridades sanitarias. Mantendremos la distancia de seguridad, llevaremos mascarillas y utilizaremos los protocolos establecidos.

Y tenemos novedades…,incorporamos un nuevo club de lectura virtual que se realizará a través de la plataforma Zoom, con libros en préstamo de forma virtual en eBiblioMadrid. Javier Azpeitia volverá a ser el conductor de esta actividad.

Y tendremos un club infantil dirigidos a niños y niñas de 6 a 8 años donde los autores serán los protagonista, les invitaremos y charlaremos con ellos.

Los clubes de lectura de adultos presenciales contarán con tres grupos en diferentes turnos: uno la mañana de los viernes y otros dos por la tarde, los lunes y los jueves. Y el club de lectura virtual se reunirán un jueves al mes en turno de 18:30 a 20:30 h., en la nube.

Cada turno está formado por 25 personas que se reunirán una vez al mes, de octubre de 2020 a junio de 2021.  Las fechas de reunión y los libros elegidos (salvo cambios por disponibilidad de los lotes), se pueden consultar en este mismo blog por turnos dentro del apartado Club de lectura adultos.

En la página clubes de lectura de adultos del blog, encontrareis toda la información sobre la inscripción y el funcionamiento, además podéis descargar el formulario desde este enlace No obstante os recordamos el procedimiento de inscripción para participar en el club de adultos: se debe rellenar una única solicitud sin indicar el turno, ni la modalidad (presencial o virtual) ; una vez que se haya realizado el sorteo, el personal de la Biblioteca establecerá contacto telefónico con los inscritos por el orden del mismo, será en ese momento cuando se elige turno y modalidad dependiendo de las necesidades de cada uno y de las plazas disponibles. La inscripción se realizará del 1 al 19 de septiembre y el sorteo el sábado día 19 a las 13,30 h.  (CAMBIO EN LA INSCRIPCIÓN: del 1 al 18 de septiembre y sorteo el viernes 18 a las 20 h.)

Con las mismas fechas de inscripción y sorteo, el Taller de Pensamiento Filosófico y el Club de Lectura de Cómic comienzan su andadura.

El club de cómic se reunirá de forma presencial, un martes al mes de 19 a 20:30h., de octubre de 2020 a mayo de 2021, con un total de 25 participantes por cada sesión.

Descarga el formulario de inscripción.

El Taller de Pensamiento Filosófico también se mantiene como el curso pasado, con dos sesiones al mes (excepto octubre, diciembre y enero que será una sesión). Y los encuentros se realizarán los martes de 19 a 20,30 horas entre octubre y abril. Si te interesa rellena este formulario.

¡Comenzamos con muchas ganas de volver a vernos!

Las primeras poetisas en lengua castellana. Última recomendación

Terminamos las recomendaciones para este verano, con una obra que aunque “no es una novedad, es una antología de renombre que hace unos años tuvo una nueva edición ampliada”. Con estas palabras Javier Azpeitia, propone una obra clásica, editada y prologada por Clara Janés.

Sinopsis de la editorial Siruela

En esta excepcional antología la académica Clara Janés recoge composiciones de las primeras poetisas que escribieron en lengua castellana, mujeres que sintieron la inquietud de la creación y la desarrollaron hasta alcanzar las más altas cotas.

Ya en el siglo XVII, María de Zayas y Sotomayor se quejaba así en La inocencia castigada: «¿Por qué, vanos legisladores del mundo, atáis nuestras manos para las venganzas, imposibilitando nuestras fuerzas con vuestras falsas opiniones, pues nos negáis letras y armas?». Afortunadamente, a pesar de estas injustas limitaciones, hubo creadoras a quienes su voluntad y unas circunstancias propicias permitieron entrar en el mundo de la literatura: Luisa Sigea, Mariana de Vargas y Valderrama, Leonor de la Cueva y Silva o Juana Inés de la Cruz son algunas de las cuarenta y tres extraordinarias poetisas cuya vida y obra Clara Janés nos ofrece en estos apasionantes retratos que recorren más de doscientos años de lírica española escrita por mujeres.

Críticas y artículos:

Encuentralo en la Biblioteca Lope de Vega de Tres Cantos.

Deseando que pronto nos encontremos de nuevo en la biblioteca o en este espacio virtual, os deseamos…

Amor intempestivo de Rafael Reig. Tercera recomendación

Javier Azpeitia, nos ofrece su recomendación más personal para el verano. Rafael Reig es un gran amigo del conductor del club de lectura y ha podido incluso leer el borrador de Amor intempestivo, por ello nos cuenta que “…esta novela y me pareció un fascinante retrato de la generación del autor, hecha desde la ficción una autobiográfica en la que prevalece la burla de sí. Espero que sea una de sus mejores novelas”.

Sinopsis de Amor intempestivo de Rafael Reig por Tusquets

Esta es quizá la narración más sincera y más expuesta de Rafael Reig, también la más conmovedora.

Después de que un evento cultural reúna a los compañeros de universidad, el narrador hace su irónica recapitulación generacional y recuerda los años estudiantiles en que todos ellos se creían «genios y todavía inmortales». También evoca sus múltiples peripecias entregado al impetuoso placer de leer y escribir, de beber y salir con chicas, tanto en el Madrid de la Movida como en las universidades norteamericanas en las que estudió y trabajó. Pero en contraste con aquella felicidad sin tasa, y con el ansia de ser publicado o seleccionado en una antología, la memoria le devuelve algo inesperado y más profundo: un agudo retrato de familia, y en especial de sus padres, ante quienes —ahora lo comprende— el narrador acaba dando la medida de quién quiso ser y de lo que ha acabado siendo. Y así esta novela, que se lee con fervor, nos lleva de la confesión al homenaje, y del retrato memorable de una época y una generación, al de una familia y un individuo.

Críticas y artículos:

Lee las primeras páginas del libro.

Búscalo en la Biblioteca Lope de Vega de Tres Cantos.

Fundación de Isaac Asimov. Segunda recomendación

“Este año se cumplen 100 del nacimiento de este divulgador científico, pensador y narrador estadounidense (de origen ruso). La Fundación es un fix-up, una novela construida a través de la sucesión de relatos en torno a un mismo tema. Una de las obras fundamentales de la Ciencia Ficción, con la que arranca una saga memorable. Por muy lejos que nos vayamos en el tiempo y en el espacio, la condición humana y los problemas del hombre siempre serán los mismos” Javier Azpeitia.

Sinopsis de Fundación de Isaac Asimov.

El hombre se ha dispersado por los planetas de la galaxia. La capital del Imperio es Trántor, centro de todas las intrigas y símbolo de la corrupción imperial. Un psicohistoriador, Hari Seldon, prevé, gracias a su ciencia fundada en el estudio matemático de los hechos históricos, el derrumbamiento del Imperio y el retorno a la barbarie por varios milenios. Seldon decide crear dos Fundaciones, situadas en cada extremo de la galaxia, a fin de reducir este periodo de barbarie a mil años. Éste es el primer título de la tetralogía de las fundaciones, una de las más importantes dentro del género de la ciencia ficción.

 

Críticas y artículos:

Os facilitamos un enlace a la Fundación Asimov que pretende, entre otros objetivos: Difundir, acercar y promover dentro de la cultura popular el género de la ciencia ficción como vehículo de divulgación científica y de reflexión.

La obra Fundación se encuentra en la Biblioteca Lope de Vega, al igual que la Trilogía de la Fundaciones.

Como curiosidad deciros que Fundación llegará a Apple TV+ como adaptación de serie de televisión a lo largo de 2021.

La Marcha Radetzky. Recomendaciones para un atípico verano

Después de este fin de clubes de lectura tan diferente con sesiones de forma virtual y encuentros con autor a través de una pantalla, os hacemos llegar la primera recomendación de este atípico verano. Javier Azpeitia, el conductor de los clubes para adultos, ha seleccionado varias obras que esperamos os agrade leer en cualquier lugar donde os encontréis, desde el sofá hasta la playa.

La marcha Radetzky de Joseph Roth, según Javier: “una obra maestra de uno de los grandes escritores de todos los tiempos”.

Sinopsis de La marcha Radetzky:

“Publicada originalmente en 1932, “La marcha Radetzky”,cuyo título alude a la famosa composición de Johann Strauss, es la obra maestra de Joseph Roth y un clásico de la literatura europea del siglo XX.”

“A través del ejemplo de la familia Trotta, vinculada al emperador Francisco José de manera casi legendaria, Joseph Roth describe la decadencia austrohúngara y las condiciones sociales de su país, en el siglo XVIII. La novela narra la historia de tres generaciones: el fundador de la dinastía salva la vida al joven emperador durante la batalla de Solferino; su hijo se convierte en fiel servidor y funcionario del monarca y el nieto hará carrera en el ejército, abrumado por el peso de su apellido.”

Os facilitamos algunas críticas y artículos

La obra está disponible en la Biblioteca Lope de Vega y  de forma online a través de eBiblioMadrid.

Encuentro con Sara Mesa

Durante la primera semana de junio hemos celebrado las últimas sesiones de los clubes de lectura de la biblioteca Lope de Vega y como colofón, la escritora Sara Mesa ha tenido un encuentro con los participantes para hablar de su obra “Cara de pan”, lectura analizada durante este curso 2019/20.

Durante 90 minutos, Sara Mesa estuvo conversando con Javier Azpeitia sobre los contenidos de la novela y respondiendo a las preguntas de los participantes. Sara Mesa, a pesar de su timidez y sus reticencias a los encuentros virtuales, se mostró muy cercana y ofreció una sinceridad sin ambages.

Cara de pan plantea una relación poco usual entre un hombre mayor y una niña, que van conociéndose y tejiendo su amistad en los encuentros que tienen en un parque durante los días que “Casi”, la niña, deja de ir al colegio. Trata un buen número de temas que se contemplan en nuestra sociedad relacionado con los niños y adolescentes, el bullying, la búsqueda de referentes, la dificultad de crecer, el prejuicio, el rechazo social a las personas alejadas de la convención, la falta de comunicación en la familia, la teoría del etiquetaje, … Además de una crítica sutil al sistema educativo y sanitario. Una novela que no deja indiferente, como toda las obras de Sara Mesa que retrata el mundo con una dulce dureza.

Nos anticipó su próxima novela, prevista su publicación en el mes de mayo pero pospuesta por el COVID19. En palabras de su autora “Un amor”, título de la obra, tiene algo de trampa porque no es una novela de amor. ¡Estamos deseando leerla!

Libros de Sara Mesa en las bibliotecas.

Libros de Sara Mesa en eBiblioMadrid.

Club de lectura de cómic: Palestina, de Joe Sacco

Hoy puede parecernos habitual encontrar en las librerías cómics de no ficción, pertenecientes al género documental o al del reportaje periodístico. Pero lo cierto es que es un fenómeno bastante reciente, aunque tenga algunos precedentes interesantes, y que inauguró el maltés Joe Sacco a comienzos de los años noventa.

Sacco, un dibujante influido por el underground de Robert Crumb y otros, siempre estuvo interesado en el periodismo, pero también por los cómics. A comienzos de los años noventa era un treintañero que había publicado ya su propia serie, Yahoo (1988-1992), una ácida sátira política, y se dedicaba a viajar por el mundo mientras la realizaba, a veces acompañando a grupos de rock (otra de sus pasiones) durante sus giras. Fue entonces cuando, interesado por los conflictos armados, fija su mirada en la interminable y aparentemente irresoluble cuestión palestina. Sin financiación ni ningún medio de comunicación detrás que lo respaldara, Sacco viaja desde Berlín, donde se encontraba viviendo temporalmente, al corazón del conflicto entre Israel y Palestina.

Los meses que pasó allí, entrevistando a todo tipo de personas, conociendo de primera mano las condiciones de vida de los palestinos en ciudades como Gaza y ampliando su visión sobre el tema, quedarían posteriormente plasmados en la serie de comic books Palestine, publicada por Fantagraphics entre 1993 y 1995. Con ella, Sacco daba carta de naturaleza a una nueva forma de hacer cómics, emparentada con el Nuevo Periodismo de Tom Wolfe o Truman Capote, entre otros: un periodismo que no buscaba la quimera de lo objetivo y asumía el punto de vista del periodista como parte esencial del relato. Así, en Palestina, las andanzas de Sacco se entremezclan con los testimonios de los palestinos, y su voz, a menudo sarcástica, está siempre presente. “No soy objetivo pero sí honesto”, dice el propio Sacco a menudo. En las páginas de esta primera obra periodística, el maltés da voz a los que entonces estaban ignorados por la opinión pública internacional y recupera sus testimonios en torno a las últimas décadas, las del proceso de ocupación por parte de los colonos israelíes, y presta su lápiz a las diferentes facciones palestinas, con el fin de entender un poco mejor el conflicto. Su mirada externa, poco a poco, se va tornando en experta, siempre de un modo en que no resulta paternalista ni condescendiente. Todo lo contrario: a veces, nos sorprenderá con un gesto de impaciencia o una opinión airada ante determinadas historias de sus testigos.

El dibujante no oculta su simpatía por la causa palestina, aunque también tenga claro que no son enteramente inocentes ni defienda la postura de Hamas. Su forma de afrontar su trabajo tiene que ver, además, con las posibilidades que da el dibujo. Al contrario que la imagen fotográfica, el dibujo es enteramente fruto de la recreación subjetiva que hace el dibujante, lo cual no significa una renuncia al rigor. Se trata de un medio, pues, que no oculta nunca que es una construcción, y que la mano del dibujante siempre está ahí. Por eso se ajusta tan bien al discurso del Nuevo Periodismo que Sacco toma como punto de partida. Otro fue el trabajo de Art Spiegelman en Maus. Como le sucedió a él, Sacco tuvo que crear herramientas para contar en el cómic cosas que rara vez se habían contado en un medio tradicionalmente orientado a la acción y la aventura.

Posteriormente Sacco volvería a Palestina para realizar una monumental investigación que plasmaría en un trabajo publicado ya como novela gráfica: Notas al pie de Gaza (2010). También realizó varios cómics sobre el conflicto de los Balcanes, que también visitó en persona. Poco a poco, fue puliendo una manera muy personal de hacer periodismo en viñetas, muy sofisticada y efectiva, al aunar la potencia expresiva del dibujo con las posibilidades discursivas del texto de un modo único, muy influyente en autores posteriores como Jesús CossioSarah GliddenJorge Carrión.

Pocos dibujantes pueden presumir de haber dado forma a un género entero. Por supuesto, hay otros muchos que han aportado obras esenciales al cómic periodístico, pero Sacco es el referente y la mayor influencia de todos ellos.

Otras obras de Joe Sacco

Gorazde: zona protegida (Planeta, 2001)

El mediador (Planeta, 2001)

Notas al pie de Gaza (Reservoir Books, 2010)

Reportajes (Reservoir Books, 2012)

La gran guerra (Reservoir Books, 2014)

Obras teóricas para profundizar en el cómic periodístico

Periodismo cómic, de Diego Matos (Comunicación Social, Ediciones y publicaciones, 2017)

“Apuntes a Notas al pie de Gaza. El cómic periodístico de Joe Sacco”, de Diego E. Barros

Otros cómics periodísticos

Barcelona. Los vagabundos de la chatarra, de Jorge Carrión y Sagar Forniés (Norma Editorial, 2015)

Oscuridades programadas, de Sarah Glidden (Salamandra Graphic, 2017)

Barbarie, de Jesús Cossio (Contracultura, 2010)

Otros cómics sobre Oriente Medio

Los mejores enemigos, de Jean-Pierre FiliuDavid B. (Norma Editorial, 2012-2018)

El árabe del futuro, de Riad Sattouf (Salamandra Graphic, 2014-)

Las amapolas de IrakLewis TrondheimBrigitte Findakly (Astiberri, 2016)

Arte y Literatura (Parte II)

Un concepto importante que no deberíamos pasar por alto al analizar la relación de la literatura y el arte es la Estética. Disciplina o rama de la filosofía que estudia todas aquellas cosas que podemos conocer a través de los sentidos, la sensibilidad en el ser humano. Parte principalmente de Inmanuel Kant en el siglo XVIII y en un inicio se centra principalmente en el concepto de la belleza, como teoría de las artes, pero también se desarrolla posteriormente como teoría de la percepción. Entronca y se relaciona con la literatura, el arte, la música, la poesía, el cine etc

Relación Literatura y Pintura de Paisaje en el Romanticismo:

Para adentrarnos en este período es importante atender al cambio en la percepción que supone la asunción de la categoría estética de lo sublime. Este término deriva principalmente de la obra “Sobre lo sublime” de Longino, quien vivió en torno al siglo I o II. Durante el Renacimiento se rescata el concepto y posteriormente en los siglos XVIII y XIX recobrará una gran importancia. En el XVIII destacan las reflexiones de Joseph Addison sobre lo sublime y la imaginación en “The Spectator”, Edmund Burke con su obra “Indagación filosófica sobre el origen de nuestras ideas acerca de lo sublime y de lo bello”, Inmanuel Kant en su ensayo “Observaciones sobre el sentimiento de lo bello y lo sublime” que desarrollará más adelante en la “Crítica del juicio”, Johann Christoph Friedrich Schiller con sus ensayos “De lo sublime” y “Sobre lo sublime”.

Muy relacionado con este sentimiento de la grandeza y la belleza, del vértigo por lo inconmensurable, de la apreciación y conexión universal por los sentidos que supone lo sublime es importante también el peso que cobra en la creación pictórica y literaria el descubrimiento del paisaje, asociado a las expediciones que comienzan a hacerse en los siglos XVIII y XIX a los Alpes principalmente. La naturaleza deja de ser ese espacio temible e incomprendido y comienza a transformarse en un lugar que ir a contemplar. Este cambio provoca que algunos escritores viajen a esas montañas antes inalcanzables o invisibles y que los pintores también quieran retratar la belleza sublime de lo natural, nace entonces una corriente que unirá a literatos, pensadores, científicos y pintores en su fijación por el paisaje como arte. Desde Jean-Jacques Rousseau, Johann Wolfgang von Goethe, Chateubriand o Lord Byron a Caspar David Friedrich, Cezanne, Beruete o Sorolla.

En América ocurrirá algo semejante, Alexander von Humboldt y sus viajes por América despertarían el interés de los estadounidenses por sus propios espacios naturales y el desarrollo del movimiento filosófico y literario del “Trascendentalismo” con figuras como Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoreau, Margaret Fuller, Louisa May Alcott, Walt Whitman o John Muir. Paralelamente también surge una escuela pictórica paisajística como fue la “Escuela del Río Hudson”. Algo más de información:

Arte y Literatura en las Vanguardias:

El fenómeno que se dio en los comienzos del siglo XX y que todos conocemos como vanguardias fue algo que paralelamente existió en la literatura y el arte, y que de algún modo es inseparable. Los preceptos y manifiestos de las vanguardias son compartidos tanto por aquellos que las desarrollaron desde el ámbito de las letras como por los que lo hicieron desde el lado artístico. Se da una intercomunicación de las artes y una mezcla de las disciplinas artísticas expresadas en común en ese afán de exploración y originalidad que las caracteriza. El afán de provocación llevará a una expresión novedosa que hará que la literatura se impregne de recursos visuales y los formatos y márgenes se disuelvan. Encontramos poesía visual, poesía fonética, las primeras performances…

Literatura y Música combinan perfectamente tanto por la condición lírica de las letras musicales como por el ritmo necesario en la literatura. Hay una relación innegable entre ambas, en este artículo se desarrolla ampliamente esta conexión. Y un ejemplo que tenemos muy cerca es la labor de Joaquín Díaz en su recuperación de Romances y su musicalización y recitado. La tradición oral, literaria y musical, para conocer un poco más es muy recomendable el documental de Joaquín Díaz en Imprescindibles Tve, “Palabras contra el olvido”.

Hay entre la literatura y fotografía una relación que se establece desde la perspectiva de la narrativa. Con la aparición del daguerrotipo surgen nuevas posibilidades de comunicación y la literatura no tardará en abrirse a las posibilidades que le ofrece la fotografía. Potenció aspectos del Realismo del XIX y el Naturalismo la escogió como fuente para plasmar la realidad. En muchos casos la literatura describe fotográficamente y la fotografía relata literariamente. Julio Cortázar comparaba la novela con el cine y el cuento con la fotografía, y el fotógrafo Chema Madoz es denominado escritor de imágenes, su obra se sirve de la metáfora para mostrarnos visualmente su poesía.

Otras referencias de interés:

Arte y Literatura (Parte I)

Retrato de Pessoa por José de Almada Negreiros

La relación del Arte y la Literatura es muy estrecha y viene de lejos. Como decía Fernando Pessoa a través de su heterónimo Álvaro de Campos, “Todo arte es una forma de literatura” y si buscamos la definición de literatura en la Real Academia nos dice que es “el arte de la expresión verbal”.

La narración es casi tan antigua como nosotros, y el hecho narrativo se comunica por diferentes cauces y vías de expresión, uno de ellos es el lenguaje literario, otros son las distintas disciplinas artísticas como la pintura, la escultura, la fotografía, la música, todas ellas son también lenguajes… La literatura y las demás artes comparten la función estética y la función poética y este punto en común es importante tenerlo en cuenta para comprender cómo se relacionan y por qué nos llegan y atraviesan de distinto modo pero con igual profundidad.

Simónides de Ceos definía a la pintura como poesía muda y a la poesía como imagen que habla.

En La Poética, Aristóteles habla de la mímesis como el modo esencial del arte para representar la acción humana. Para el filósofo griego todas las artes son imitación, la poética sería la imitación de las cosas reales por distintos medios (la pintura, la palabra). La imitatio sería la base del aprendizaje y es algo que comparten todas las artes. Más información sobre este tema en este artículo:

Yadwigha en un bello sueño habiendo caído dulcemente, oía el son de una chirimía que tocaba un encantador bienintencionado. Mientras la luna refleja en los ríos los árboles que verdean, las fieras serpientes escuchan las alegres tonadas del instrumento.

Cuadro y poema “El sueño” de Henri Rousseau Yadwigha en un bello sueño habiendo caído dulcemente, oía el son de una chirimía que tocaba un encantador bienintencionado. Mientras la luna refleja en los ríos los árboles que verdean, las fieras serpientes escuchan las alegres tonadas del instrumento.

La écfrasis es un concepto de teoría literaria que viene de la antigüedad y que nos revela cómo la relación de escritura y pintura tiene una larga historia. Básicamente consiste en la representación verbal de una imagen visual. Puede constituirse como subgénero literario cuando una obra escrita completa es el equivalente verbal a una plástica, en otros casos podría darse como figura retórica. La écfrasis parte de la mímesis, se trata de una imitación, pero con la característica de que imita a otra imitación de la realidad. La écfrasis no se limita a describir la obra de arte, conlleva una interpretación y una traducción de la misma a otro lenguaje y debería provocar en el lector la experiencia del espectador. Esta potencialidad en la percepción y desarrollo imaginativo nos lleva también al carácter lúdico de la écfrasis, nos invita a un juego al vincular dos obras artísticas que se fusionan en la lectura y mirada del receptor.

En el siguiente artículo tenéis más información:

Como ejemplo algunas obras literarias y autores que se inspiran en obras de arte:

  • Nueva guía del Museo del Prado José Ovejero, el escritor compone veinticinco poemas a veinticinco cuadros del Museo del Prado en este libro, disponible en eBiblio.
  • La escritora Clara Janés tiene numerosos poemas inspirados en obras de arte, principalmente escultura, como su libro “La indetenible quietud: en torno a Chillida”, la tercera parte de su poemario “Estructuras disipativas” donde dialoga con la obra plástica de Adriana Veyrat y Martín Chirino o sus poemas visuales. Toda su poesía se relaciona con las artes, como se indica en esta reseña de Martín López-Vega publicada en El cultural: “(…) esta es una poesía concebida como un arte físico, con volumen, con textura, con la marca de los dedos de quien lo moldeó en cada uno de los versos. Una escultura de la palabra, si se quiere.” En el siguiente artículo publicado en la Revista Ámbitos podéis leer más acerca de la relación entre artes en la obra de esta autora multidisciplinar: “Intertextualidad de arte y vida en obras recientes de Clara Janés: una perspectiva femenina” de Anne M. Pasero.
  • La poeta Olvido García Valdés también tiene una estrecha relación con el arte, como leemos en la Semblanza que le dedica la web del Instituto Cervantes: “(…) De su íntima relación con el arte, de la que es muestra una obra poética que busca apoyo material y concreto en la pintura, nacen también los textos redactados para importantes catálogos y muestras de arte (Kiefer, Fernández Molina, Tàpies, Zush, Broto, Juan Soriano, Bienal de Venecia 2001, Luis Costillo o Vicente Rojo).” En su libro “Exposición” (1990) los poemas están basados en cuadros y en “Caza nocturna” (1997) donde el arte está presente en la estructura al dividir el libro en tres partes: “Tizón (Kasimir Malevich)”, “Caza nocturna (Paolo Uccello)” y “Pastoral (Arshile Gorky)”.
  • José Ángel Valente en  “Elogio del calígrafo” o María Zambrano con “Algunos lugares de la pintura” indagaron en la mirada hacia el arte desde la literatura y la filosofía poética. En algunos casos la conexión de arte y literatura se observa desde fuera, los estudios comparados suponen una inmensa fuente de información ya que precisamente se fijan en esas relaciones que pueden establecerse entre diferentes ámbitos artísticos. Como ejemplo este artículo que investiga el dialogar del ya mencionado poeta José Ángel Valente y el artista Antoni Tápies.

En su libro “Contra el arte y otras imposturas” Chantal Maillard nos recuerda el origen de la palabra arte:

“Ordenar un conjunto es, en efecto, el sentido que originariamente tenía la palabra “arte”, que guarda una estrecha relación con la noción pitagórica de Kosmós, un concepto metafísico que significaba el orden del conjunto de todas las cosas, su buen ajuste (…) Entendido en su origen el arte no parece que fuera otra cosa que la capacidad de ensamblar cosas para formar un todo organizado, y a esto es a lo que me quiero referir al emparentar el arte con la ciencia (…)”

El poeta y ensayista Hugo Mujica está muy influenciado por la música y la pintura, sus primeros estudios fueron Bellas artes y él mismo confiesa que su poesía quiere ser como la pintura del pintor italiano Giorgio Morandi. En una entrevista dice: “Yo dibujo el poema. Para mí la comprensión y la visibilidad es una. Y después viene el sentido. El dibujo predispone a cómo uno va a abrirse o no a eso que se está diciendo. Yo no puedo entender el poema si no está diagramado. Hay un momento que es como tiene que estar. Así, exacto.” En uno de sus ensayos centrado en el pensamiento de Martin Heidegger, dedica un capítulo a la obra de arte, en referencia precisamente al único texto que escribió el filósofo alemán sobre el tema: “El origen de la obra de arte”.

Un pensador que ha reflexionado hondamente sobre el arte y la literatura es Walter Benjamin. Su libro “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica” marcó un punto de inflexión en la crítica de arte al poner en entredicho la originalidad de la obra de arte al existir la posibilidad de reproducirla sistemáticamente. Reflexiona además sobre la pérdida del ritual que él entiende implícito en toda creación artística.

Manuel Rivas nos visita virtualmente

Manuel Rivas visitó el jueves 7 de mayo las bibliotecas de Tres Cantos. Sí, lo habéis oído bien, porque aunque el encuentro fue virtual, nos encontrábamos en la biblioteca. Aunque tuvimos visitantes de otras partes: Galicia, Estambul, Bruselas… que hicieron notar su presencia y les agradecemos su otro punto de vista, distante en kilómetros pero cercano a través de “la nube”, la mayoría del público asistente eran personas que participan o han participado en los clubes de lectura.

Era nuestro primer encuentro online y nos sentimos muy satisfechos, porque Manuel Rivas estuvo generoso y cercano, nos envolvió con su calidez desde el principio, recitando un poema para comenzar. Conversó de su libro Los libros arden mal, propósito del encuentro ya que los tres clubes de lectura lo han leído y analizado este año. Nos habló de la barbarie y la cultura con una mezcla de historia y pensamiento. Los participantes pudieron realizar preguntas e incluso enviaron fotografías sobre lo tratado. Y como colofón, a petición de algunas personas, recitó un poema en gallego, con tal intensidad y entrega que estamos seguros que todos aguantamos la respiración.

Agradecemos profundamente a Manuel Rivas su disposición a acompañarnos, a pesar de la frialdad de hablar a una cámara en la soledad de un cuarto. Esperamos haberle trasmitido la calidez de nuestra atención desde nuestras pantallas, nosotros recibimos la suya.

Y esperamos que a pesar de todo siempre tengamos presente que los libros arden mal.

Quema de libros en la Darena de Coruña, 1936

Quema de libros en Berlín, 1933

Quema de libros en Chile, 1973

Quema de libros en la dictadura argentina, ca. 1980


Grabación completa del Encuentro.

 

Cómic en cuarentena

Llevamos ¿cuánto encerrados ya?, 30, 35, 40 días!!!!!!!, no sé, hemos perdido la cuenta o quizás algunos hayan ido tachando los días en el calendario, o dibujando “palitos” a medida que el tiempo pasaba y los días transcurrían iguales, como los de Bill Murray y Andie MacDowell en Atrapado en el tiempo…, ¿cómo conseguía Murray romper el hechizo y dejar atrás el archirrepetido Día de la Marmota?… no lo recuerdo, habrá que ver la película nuevamente, pero quizás también nos sirva a nosotr@s la fórmula, no? Menos mal que ya estamos en días de DESESCALADA, menuda palabra que no paramos de oír últimamente….

En estos días iguales…, cuando se nos acaba la comida, los snacks, las bebidas espirituosas, podemos ir a reponer la despensa y llenar la nevera. Si se nos acaban la lectura…, los libros, los cómics, no podemos ir a las bibliotecas, ni a las librerías…, menos mal que tenemos otros recursos digitales que nos están ayudando a pasar este encierro de una forma más llevadera. Aquí os pasamos una pequeña relación para que podáis acceder a un montón de cómics que tanto instituciones públicas como eBiblio, o iniciativas privadas por parte de editoriales y autores, están poniendo a disposición de l@s lector@s de forma gratuita.

eBiblio Madrid. Dispone de una amplia selección de cómics, con títulos que van desde Fariña o El cuento de la criada (ambos versiones de una novela y llevados a la pequeña pantalla en forma de serie), hasta Los muertos vivientes de Robert Kirkman.

Vicente Cifuentes, autor español que trabaja para editoriales americanas como Arcana, Alias y DC Entertainment y ha participado en títulos como Green Arrow y Emperador Aquaman.  Nos facilita de forma gratuita Murderville, cómic publicado gracias al crowfunding. Reseña: Sara y Víctor, una pareja en crisis, emprenderán un viaje que les llevará a Murderville, un pueblo desconocido en el que una terrible maldición moverá los hilos para atraparlos. Pronto descubrirán que el lugar al que no perteneces es el lugar del que no sabes cómo salir. Puedes descargarlo en este enlace: Murderville.

Cristina Durán y Miguel Ángel Giner, ambos Premio Nacional del Cómic 2019 también comparten de forma libre alguna de sus obras. Acceso a su página.

Cels Piñol, creador del universo FunHunter pone a disposición del público muchas de sus obras mediante un “pago social” o posteo en tu Facebook o Twitter. Busca los cómic con el término social.

Calpurnio, autor de Cuttlas, nos regala Mundo Plasma en versión digital. Lectura en streaming.

El periódico nos ofrece una variedad de autores y títulos. Accede a esta página.

Ecc cómics ofrece hasta el próximo 7 de mayo la posibilidad de leer un cómic inédito del Príncipe Payaso, #QuédateEnCasa: El Joker viene a verte. Te envían el cómic si te apuntas a su newsletter.

Ovni Press editorial argentina independiente, especializada en superhéroes, series animadas, títulos de terror y manga japonés. Consulta sus títulos de lectura online sin coste.

Susana Martín ha creado un cómic para Oxfam, En bandada, sobre unas trabajadoras del hogar nicaragüenses en Bilbao. Descarga el cómic.

La revista TMEO, un fanzine irreverente que pretende reflejar la sociedad a través del humor más escatológico y la sátira política. En estos tiempos inciertos sacan a la luz un número especial, en digital, que te puedes descargar pagando lo que consideres oportuno. Descarga en pdf.

Y para terminar, y para que practiquemos inglés, aquí tenéis un precioso cómic de Tillie Walden, joven autora norteamericana de Piruetas, ganadora de un premio Eisner. On a sunbeam  (En un rayo de sol), una obra de ciencia ficción y de amor estratosférico.

Y esto es todo por el momento amigos y amigas. Cuando todo esto termine no te olvides de volver a las @Bibliotecas3C y a las librerías.

LEE CÓMICS, COMPRA CÓMICS

Club de lectura de cómic: La balada del norte

La obra escogida para la cuarta sesión del club de lectura de cómic ha sido el primer volumen de La balada del norte (Astiberri, 2015), obra de Alfonso Zapico. Se trata de su proyecto más maduro y ambicioso hasta la fecha: una serie de cuatro volúmenes -el cuarto aparecerá en 2021- en la que el autor aborda la revolución de la cuenca minera de Asturias de 1934, en el contexto de una gran inestabilidad política y social en la Segunda República, que solo dos años más tarde será golpeada por una sublevación militar.

Alfonso Zapico, nacido en Blimea en 1981, es uno de los autores españoles más activos de su generación. Su primera obra larga, publicada en 2006 para el mercado francés, fue La guerra del profesor Bertenev (Dolmen, 2009), con la que ganó el Premio al autor revelación del Salón del cómic de Barcelona. Su siguiente obra, ya directamente para el mercado español, confirmó su interés por las temáticas históricas: Café Budapest (Astiberri, 2008). En 2012 obtuvo el máximo galardón que se otorga en España a un cómic: el Premio nacional. Lo mereció con su biografía de James JoyceDublinés (Astiberri, 2011). Se convirtió en el autor más joven en ganar el Premio hasta entonces, con solo 31 años.

Tal trayectoria nos habla de un autor con férreo compromiso con el medio en el que ha escogido expresarse. Desde Angoulême, donde vive desde que disfrutó de una beca en su prestigiosa Maison des Auteurs, se ha convertido en uno de los autores más afamados y comerciales de la novela gráfica.

La balada del norte es un trabajo de madurez: todas sus virtudes como narrador, la fluidez de sus páginas, la expresividad de su trazo, se ven beneficiadas de la experiencia previa y se aplican, por primera vez, a una temática en la que Zapico está directamente implicado, pues proviene de familia de mineros y la revolución del 34 es un hito en la historia de la región en la que nació. Para explicarse los hechos adopta un punto de vista de historiador, que le permite recuperar la memoria colectiva, si bien no cae en una falsa equidistancia: el fresco histórico refleja muy bien las posiciones de unos y de otros, y los procesos que crearon el clima violento de los años finales de la Segunda República.

La historia de amor de Tristán, hijo del cacique, e Isolina, hija del líder obrero Apolonio, sirve de hilo conductor para el lector, que, como confirmaron con entusiasmo muchas de las personas asistentes al club, se ve absorbido por las tramas y devora las páginas de este primer volumen. Su grafismo le permite recrear ambientes y, gracias a determinados recursos visuales, potencia la fuerza emotiva de los hechos narrados, por ejemplo, a través del uso del negro para enmarcar las escenas que transcurren en la mina.

Con la atención a los detalles y la capacidad para crear personajes veraces y tridimensionales de los maestros del naturalismo y el realismo del siglo XIX, Alfonso Zapico construye un relato completo y complejo de las diferentes clases sociales y los enfrentamientos entre ellos. Lejos de maniqueísmos, persigue que entendamos los motivos de cada uno de los actores en juego, una voluntad que se volverá más evidente en los siguientes volúmenes.

La balada del norte se inserta en toda una corriente de la novela gráfica española centrada en nuestra historia y memoria recientes, que bien desde la narración, bien desde el ensayo, está contribuyendo a recuperar aspectos un tanto olvidados de nuestro pasado. El siglo XX ha sido el caladero favorito para muchos dibujantes, quizás porque pueden abordarlo desde las historias familiares de abuelos, abuelas, madres y padres, como es el caso de Estamos todas bien (Salamandra Graphic, 2017) de Ana PenyasJamás tendré veinte años (Norma Editorial, 2016) de Jaime MartínEl ala rota (Norma Editorial 2016) de Antonio AltarribaKim. Sin embargo, no son tantas las obras que aborden la Segunda República, lo cual añade valor al proyecto de Alfonso Zapico.

Más obras del autor

La guerra del profesor Bertenev (Dolmen, 2009)

Café Budapest (Astiberri, 2008)

Dublinés (Astiberri, 2011)

La ruta Joyce (Astiberri, 2011)

El otro mar (Astiberri, 2013)

La balada del norte (Astiberri, 2015-)

Los puentes de Moscú (Astiberri, 2018)

Otros cómics sobre la Segunda República

El arte de volar de Antonio Altarriba y Kim (De Ponent, 2009)

El ala rota de Antonio Altarriba y Kim (Norma Editorial, 2016)

Residencia de estudiantes de Susanna Martín (Bruguera, 2019)

Cómics sobre la guerra civil

36-39: Malos tiempos de Carlos Giménez (De Bolsillo, 2011)

La guerra civil de Paul Preston de José Pablo García (Debate, 2016)

Dr. Uriel de Sento Llobell y Elena Uriel (Astiberri, 2017)

El libro, ser viviente (Parte II)

Continuamos el recorrido que iniciamos en la primera parte sobre el libro, acercándonos ahora a la Filosofía para nombrar a dos filósofos muy interesados en el misterio de la palabra y amantes de los libros:

María Zambrano fue una filósofa muy cercana a la literatura. En su pensamiento filosofía y poesía se unen y su escritura es un proceso de entrega en el que la palabra toma cuerpo, esa palabra que es luz y que es tan inherente al ser humano que ya está en su propio ser. Importante nombrarla por muchos motivos, de ella es la frase que da título a esta entrada del blog y nos parece interesante su visión de la escritura, muy original y que abarca muchas referencias. En su obra “Las palabras del regreso” dedica un capítulo al libro y ahí se incluyen dos maravillosos ensayos: El libro: ser viviente y “Ser naciente” del que compartimos algún fragmento:

“El libro no es sólo una colección de pensamientos, ni siquiera la forma privilegiada del pensar. Es un ser viviente, con todo, en los casos privilegiados, que implica al ser viviente. Se nota su presencia física, respira ante todo, irradia (…) El libro está, pues, de pleno en la physis. Sin él algo faltaría en la creación (…) Una hoja de un árbol puede ser un libro, y en ocasiones lo es. Una flor, un pensamiento solitario, y aun errante, puede transformarse en un libro. (…)”.

Os recomendamos también el artículo “Escritura y ciudad en María Zambrano” de Andrea Luquin Calvo publicado en la revista “Lectora” de la Universitat de Barcelona.

Emilio Lledó es un filósofo con un profundo amor a las palabras. Además de un gran defensor de la importancia de la educación y la enseñanza, ha sabido transmitir a sus alumnos el estudio de los textos, el análisis desde las fuentes, la importancia del pensamiento a través de la lectura. Ejerció como bibliotecario de la Real Academia y ha mantenido siempre una estrecha relación con la biblioteca de las universidades donde ha sido profesor. Con “El silencio de la escritura” recibió el Premio Nacional de Ensayo en 1992. Otra obra suya que os recomendamos “Imágenes y palabras”.

La Poesía ha sido un cauce para alabar al libro y muchos poetas le han dedicado composiciones como la selección que podéis leer a continuación:  Poemas al Libro.

“Pense Bête” de Marcel Broothaers

En el terreno del Arte encontramos también una relación entre la creación y el libro, principalmente en la interpretación artística del libro como objeto ya sea en la fotografía, la pintura o la escultura, y también con el amplio desarrollo del Libro de Artista. Podría incluirse también en este apartado el libro ilustrado y la poesía visual.

Otra interesante aportación es la que realiza el artista Miguel Ángel Blanco con su Biblioteca del Bosque, una maravillosa colección de libros-caja creados con elementos de la naturaleza. 

A continuación os dejamos algunos enlaces sobre la relación entre el arte y los libros:

La escritura es el germen del libro pero va mucho más allá de ser un medio de expresión y comunicación, para muchos una necesidad, un arte, un consuelo, un camino, un desierto o una hoguera. Muchos escritores han reflexionado acerca de la escritura, también en la teoría literaria y la filosofía encontramos análisis y estudios sobre el acto de escribir.

Filósofos como Jacques Derrida con “La escritura y la diferencia” o Maurice Blanchot con obras como  “El espacio literario” o “La escritura del desastre” abordan este tema.

Clarice Lispector

Escritoras como Clarice Lispector, Chantal Maillard han reflexionado sobre su propia escritura en su obra, también Hélène Cixous que con “La balsa de la Medusa” y “La llegada a la escritura” teoriza sobre el concepto de escritura femenina y sobre las relaciones entre texto y cuerpo, para ella escritura y cuerpo son inseparables. En esa línea de la relación entre escritura y cuerpo han ahondado más pensadores, de ello habla el artículo: “El cuerpo textualizado, el texto corporeizado” por Mª del Carmen Castañeda Hernández en escritores.org.

Otro autor en el que la reflexión sobre la escritura atraviesa toda su obra es Edmond JabésEl exilio, la palabra y la memoria vertebran su pensamiento y su escritura. La noción de libro cobra un sentido especial en su poética, algunas de sus principales obras contienen significativamente la palabra libro en el título: “Del desierto al libro”, “El libro de las preguntas”, “El libro de las semejanzas”, “El libro de los márgenes”… Hemos escogido un par de fragmentos suyos donde se refleja esa relación del poeta con la escritura y el libro:

Otros enlaces de interés acerca de el libro y la escritura:

Finalizamos este homenaje al libro con un acercamiento a dos escritores que además fueron ilustres bibliófilos:

Jorge Luis Borges

Umberto Eco

Y os recomendamos unas reflexiones sobre el amor por los libros y la lectura: