Vacunas literarias: En la rueda de las apariciones

Terminamos nuestra recomendaciones literarias con un poemario de Jordi Doce, ensayista, poeta, traductor y escritor de aforismos según reza en Wikipedia. Además coordina el área de poesía de la escuela de escritores Hotel Kafka.

Para que conozcáis a este autor os dejamos un enlace a su blog: Perros en la playa, 20 aforismos de Jordi Doce publicado en Zenda en febrero de este año, un artículo de la revista Colofón titulado Jordi Doce: la voluntad de ser inclasificable, una entrevista desde el blog biblioasturias y una descripción del poeta Martín López-Vega, incluida en el artículo Jordi Doce, solo y con otros publicado en El Cultural de El Mundo.

“Seco pero no arduo ni escaso, inteligente pero no vacuamente abstracto, Jordi Doce es un poeta reflexivo en el mejor sentido de la palabra; se plantea las preguntas correctas a sabiendas de que a menudo la respuesta no es más que una nueva pregunta que sigue la cadena”

El libro que nos recomienda Javier Azpeitia para este verano es una antología poética que cubre gran parte de su obra, en una edición muy cuidada de Ars Poética.

Jordi Doce, En la rueda de las apariciones. Poemas 1990-2019, Oviedo, Ars Poética, 2019.

Consulta la disponibilidad del libro en nuestro catálogo.

Algunas reseñas de este poemario:

Vacunas literarias: Érase otra vez. Cuentos de hadas contemporáneos

erase-una-vez-1entrevista-ana-llurba-1024x287

Llurba, Ana. Érase otra vez. Cuentos de hadas contemporáneos. Girona, Wunderkammer, 2019.

Ana Llurba es argentina, ha escrito poemas, relatos, trabaja para varios medios culturales y tiene una novela titulada La puerta del cielo.

Cuentos de hadas contemporáneos es un ensayo, nos habla de la revisión que se está llevando a cabo con los cuentos infantiles. Según la autora: “Es un revisionismo constructivo, un semillero disparador de estímulos, que demuestra que estos arquetipos siguen hablando pero ya no dicen lo mismo, atravesados como están por el feminismo, la política de identidades y el talento de las, sobre todo, escritoras que se han propuesto darles la vuelta”

Encuéntralo en las bibliotecas de Tres Cantos.

Te ofrecemos una reseña de este ensayo, realizada por la editorial. Y varios artículos periodísticos que hablan sobre este libro.

Érase otra vez: cómo transformar (para bien) los cuentos de hadas por Laura Fernández para Babelia de El País.

Reseña del blog La mano que escribe con pluma de María López Villarquide.

Vacunas literarias: Un amor

Nuestra segunda recomendación para el verano es una novela de una escritora que ya conocemos en los clubes de lectura de Tres Cantos, porque en 2020 tuvimos un encuentro virtual. Se trata de Sara Mesa.

Mesa, Sara. Un amor. Barcelona : Anagrama, 2020

Reseña de la editorial Anagrama: La historia de Un amor ocurre en La Escapa, un pequeño núcleo rural donde Nat, una joven e inexperta traductora, acaba de mudarse. Su casero, que le regala un perro como gesto de bienvenida, no tardará en mostrar su verdadera cara, y los conflictos en torno a la casa alquilada –una construcción pobre, llena de grietas y goteras– se convertirán en una verdadera obsesión para ella. El resto de los habitantes de la zona –la chica de la tienda, Píter el hippie, la vieja y demente Roberta, Andreas el alemán, la familia de ciudad que pasa allí los fines de semana– acogerán a Nat con aparente normalidad, mientras de fondo laten la incomprensión y la extrañeza mutuas.

El libro en las bibliotecas de Tres Cantos.

Algunas reseñas de este libro:

Vacunas literarias: Cuentos del Lejano Oeste

Una vez terminados los clubes para adultos y pensando en que el verano está llegando y es un época muy propicia para la lectura, os vamos a proponer cada semana un libro para pasar estos meses de estío. El seleccionador de estas obras es Javier Azpeitia, el conductor de los clubes de lectura y nos hace diferentes propuestas. Para empezar un clásico, como los relatos que cuenta porque Bet Harte, nacido en Nueva York en 1853, decide con 18 añas instalarse en California. Es uno de los precursores del cuento corto norteamericano, aunque según algunos autores como Chesterton aseguran que era “un impostor literario” porque falsea la realidad. Pero fuera de polémicas Harte es el antecedente de Mark Twain y de O. Henry.

Reseña de la editorial Alba: Bret Harte ha sido llamado con razón «el Dickens de los pioneros»: ilustrando con humor y sentimiento el coraje y la virtud de los primeros colonos, dio a conocer el salvaje Oeste a los «afectados» lectores de la Costa Este, para quienes California era pura leyenda, e implantó una serie de arquetipos perdurables de lo que entonces aún era una tierra prometida, aunque ya sacudida por la violencia y el racismo. Estos dieciséis Cuentos del Lejano Oeste son un homenaje a los aventureros, a los tahúres, a los bandidos, a las prostitutas, a las maestras… sujetos de una vida tan digna como excepcional.

Ejemplar en las bibliotecas de Tres Cantos.

Algunas referencias:

Club de lectura de cómic: El libro de los insectos humanos

El ciclo de esta temporada del club de lectura de cómic de la biblioteca Lope de Vega termino con el gran maestro del manga: Osamu Tezuka (1928-1989). Tezuka es el autor japonés más influyente e importante de la historia, además de uno de los más prolíficos. Su talento revolucionó el manga después de la Segunda Guerra Mundial, reinventando su lenguaje y sentando las bases de una de las industrias del cómic más potentes del mundo. Sus obras infantiles y juveniles (Astro Boy, Kimba el león blanco, La Princesa Caballero) vendieron millones de ejemplares y fueron claves para que varias generaciones de autores siguieran sus pasos. Entre ellos, un puñado de dibujantes que, a mediados de los años 50, trabajaban para la industria del manga de alquiler y dieron el paso de comenzar a publicar obras para un público adulto, a las que llamaron gekiga. Estas historias oscuras, pesimistas, que reflejaban la crisis de valores que atravesaba la sociedad japonesa, fueron a su vez fuente de inspiración para Tezuka, ya consagrado como el “dios del manga”, quien, a partir de los años 70, publicaría muchas historias para adultos.

El libro de los insectos humanos (Astiberri, 2012) fue una de las primeras. Con una poderosa influencia del cine negro clásico americano y del folletín literario, Tezuka crea una historia llena de giros de guion, de ritmo frenético y personajes extremos. Todo gira en torno a Toshiko Tomura, una joven con la capacidad de mimetizar cualquier habilidad y temperamento de aquellos que la rodean. Su forma de vida consiste en vampirizar la vida de los demás hasta lograr el éxito en cualquier campo al que se acerque, sin importarle quién tenga que caer en el camino. Sin embargo, a lo largo de las más de trescientas páginas de la obra, peligrosos personajes servirán de antagonistas para Toshiko, de forma que la trama nos llevará hasta el ámbito de la política y los negocios internacionales.

Resulta muy interesante comprobar cómo Tezuka, definido por muchos críticos como un autor humanista y transmisor de valores, se retuerza de esa forma en su etapa “adulta”, con personajes muy negativos, que muestran una sociedad enferma, sin moral o justicia. Refleja un momento convulso de la historia, posterior al 68, como se ve en las propias páginas de El libro de los insectos humanos, un momento en el que Japón se debatía entre la modernidad occidentalizante y capitalista y el universo de valores tradicionales que, en este manga, se vislumbra solo como parte del pasado de la protagonista.

Lejos de quedarse ahí, si por algo destaca este cómic es por la apabullante capacidad gráfica de Tezuka, capaz, pese al abrumador ritmo de trabajo que impone la industria del manga, de deslumbrar con soluciones visuales imaginativas y experimentales. Maestro de la composición de página y de la secuencia, puede incluso recurrir a la abstracción con fines emocionales y sensoriales, sin perder nunca la claridad narrativa. Es una de las mejores muestras de su capacidad innovadora y su pericia como contador de historias.

Aunque su obra se ha mantenido inédita casi por completo hasta fechas relativamente tempranas, en la última década el mercado español ha visto cómo se traducían muchos de los mangas de Tezuka, aunque su inmensa producción parece inagotable. A continuación se ofrece una selección de títulos en la línea de El libro de los insectos humanos:

Oda a Kirihito (ECC, 2015)

La canción de Apolo (ECC, 2014)

Alabaster (Astiberri, 2014)

MW (Planeta, 2018)

Adolf (Planeta, 2013)

El club de lectura infantil se despide con Rodari

La sesión de despedida del Club de Lectura infantil tuvo como protagonista a uno de los más destacados escritores de literatura infantil, Gianni Rodari.

Rodari fue un escritor, pedagogo y periodista italiano. Además de sus libros para niños, que son muchos, su obra más conocida es Gramática de la fantasía, donde recopila recursos y dinámicas para inventar historias para niños y para que ellos también se conviertan en creadores de historias.

La Revista Babar recoge diversos artículos en torno a este autor y sus obras:

Previamente a la sesión, los participantes leyeron las obras de Rodari que se encuentran en la biblioteca, entre ellas Cuentos por teléfono, Cuentos largos como sonrisa, El libro de las retahílas, Cuentos escritos a máquina y Cuentos para jugar, por las que acabaría recibiendo el Premio Andersen de Literatura Infantil y Juvenil en 1970.

Para la sesión, a la que estuvieron invitadas las familias de los participantes, preparamos un Juego de la Oca basado en las dinámicas que propone Rodari en la Gramática de la fantasía, y en la que los jugadores que cayeran en las casillas especiales (puente, posada, pozo,…) tenían que resolver diversas pruebas, como inventar una historia con dos palabras (binomio fantástico), resolver adivinanzas, completar poesías o imaginar Que ocurriría si… al despertar para ir al colegio empezaras a flotar por la habitación.

Las familias se distribuyeron entre los cuatro tableros de juego que habíamos distribuido por la sala infantil y todos pudimos disfrutar de un rato fantástico de juegos en familia.

Lo hemos pasado muy bien y el curso que viene volveremos con nuevos libros, historias, autores y aventuras. Os esperamos en la biblioteca.

“La lectura es un privilegio y no un deber”

Gianni Rodari

Encuentro con Héctor Abad Faciolince

A raíz de la pandemia nos hemos acostumbrado a relacionarnos con otras personas a través de las pantallas aunque estén a grandes distancias o en nuestro mismo barrio. El encuentro con Héctor Abad no se hubiese podido realizar este mes de abril sin las herramientas tecnológicas, que nos han permitido este contacto estrecho y querido a pesar de estar a miles de kilómetros. ¡Y que encuentro más entrañable y maravilloso!

Héctor Abad nos habló de su novela El olvido que seremos, lectura analizada en los clubes de lectura de la biblioteca por Javier Azpeitia, conductor de los clubes y presentador de este encuentro. El autor nos permitió de nuevo, acercarnos a su padre a través de su amor de hijo.

Esta novela auto/biográfica nos muestra la vida del doctor Héctor Abad Gómez, la relación con su familia, el vínculo tan especial con su hijo Héctor, la situación política convulsa de la Colombia de los 70-80 del siglo XX y el pensamiento solidario y social del protagonista. Un libro que recuerda su figura y de alguna manera sirve de catarsis, sin buscarlo y salda una deuda que permite conocer la vida y el asesinato de un hombre bueno y comprometido.

Presentamos la grabación completa de este encuentro para que disfrutéis de nuevo, de este gran escritor y maravilloso ser humano.

Fernando Trueba dirige una película basada en el libro y con su mismo título, ganadora del Goya 2021 a mejor película hispanoamericana y que se estrenará en España el próximo 7 de mayo.

Héctor Abad Faciolince nos recomendó el documental Carta a una sombra, realizado por su hija Daniela Abad, sobre la vida de su abuelo y padre del autor.

Todos los libros de Héctor Abad Facilolince en las bibliotecas de Tres Cantos.

Algunos libro o autores mencionados en el encuentro por Héctor Abad Faciolince.

“Una novela es un espejo que pasea por los caminos”

Stendhal

Club de lectura de cómic: Watchmen

En la sesión del club de lectura de cómic de la Biblioteca Lope de Vega de Tres Cantos correspondiente al mes de abril debatimos en torno a una de las obras más importantes del cómic estadounidense: Watchmen. Publicado originalmente como una serie de doce comic-books, este título de Alan Moore, Dave Gibbons y John Higgins partió de una propuesta de DC Comics para introducir a los personajes de Charlton Comics, que acaban de adquirir en una maniobra empresarial, en su propio universo de ficción. Sin embargo, el guionista británico decide aprovechar la oportunidad para desarrollar una idea antigua: una historia ambientada en un mundo en el que existen los vigilantes enmascarados, aunque solo hay un ser con superpoderes. A partir de esa premisa, el equipo creativo va a desarrollar una distopía política en la que, gracias a la existencia de ese ser superpoderoso, el Dr. Manhattan, EE.UU. ganó la guerra de Vietnam y Richard Nixon nunca fue desalojado del poder. Al contrario: su éxito en el conflicto bélico motivó un cambio legal que anuló el límite de dos mandatos en la presidencia.

Con un aparato formal tan meticuloso que raya la obsesión, Moore y Gibbons desarrollan la historia del asesinato del Comediante, un enmascarado agente de la CIA con varios esqueletos en el armario. Pero, a partir de este whodunnit de manual, lo que vamos a encontrar es un acercamiento desmitificador al género por excelente del cómic americano: el de los superhéroes. Así, aquí el uso de los trajes tiene un evidente componente fetichista, y los héroes son personas llenas de traumas y problemas de todo tipo.

En una narración vertebrada por las simetrías, los bucles y la superposición de significados, Moore expone su visión del mundo, la política y la filosofía, marcada por su bagaje underground y su ideología anarquista. Por ello, Watchmen no puede separarse de su época, la de la implantación del neoliberalismo y el fin de la guerra fría, la de la histeria nuclear y el la doctrina del shock que teorizó Naomi Klein. Es una visión oscura de la sociedad y el sistema político, que concluye con el advenimiento de un nuevo orden fundado en el sacrificio de inocentes y en la mentira instaurada por uno de los protagonistas.

Aparecida como libro en 1986, Watchmen, tuvo un gran impacto, no solo entre los lectores habituales de cómics, sino también entre el público general, como demuestra la gran atención que recibió de la crítica literaria y todo tipo de medios. No olvidemos que apareció en fechas cercanas a la primera parte de Maus de Art Spiegelman y de El regreso del señor de la noche, de Frank Miller. Los tres fueron títulos que tuvieron un papel decisivo para comenzar a cambiar la imagen que del cómic tenía ese público general. En el caso de Watchmen y de la obra de Miller, tuvieron también una profunda influencia en su género, de forma que proliferaron las obras de ambientación oscura y personajes extremos, equivocando en muchos casos la forma con el fondo.

La lectura de una obra canonizada como Watchmen en nuestro tiempo revela siempre nuevas lecturas, incluso confrontándola con sus secuelas -sin el equipo original, por la negativa de Moore a volver a trabajar con una gran editorial- o con la película dirigida por Zack Snyder (2009) o la serie de HBO con Damon Lindelof como director (2019).

El cómic en el Club de Lectura Infantil

El pasado viernes 16 de marzo, en el Club de lectura infantil tuvimos la suerte de hacer una visita guiada a la exposición “Salvador Larroca. 25 años en Marvel”, que estará en la Biblioteca Lope de Vega hasta el día 8 de mayo.

Charo de la empresa MirArte para todos , fue la conductora del club de hoy y la persona que nos guía a través de la exposición. Primero nos habló sobre Salvador Larroca, el ilustrador valenciano que lleva 25 años (¡Ni más ni menos!) trabajando para Marvel. Descubrimos que, a lo largo de estos años, ha dibujado diferentes personajes, como X-Men, Los 4 Fantásticos o Los Vengadores y que, en la actualidad, es el autor principal de la serie Star Wars. También nos cuenta que ha sido el primer español en ganar el premio Eisner, un importante premio de la industria del cómic en Estados Unidos.

Mientras observamos los paneles de la exposición, nos pregunta y nos va explicando; qué es el universo Marvel, porqué en la portada del cómic siempre aparece el protagonista, o para qué se utilizan los diferentes tipos de bocadillos.

Para terminar, hacemos un taller de ilustración. Cada uno elige dos plantillas con viñetas de diferentes formas y utilizando fotografías que han traído de casa inventan el personaje protagonista, su propio superhéroe. Para ello contamos con fotos, bocadillos recortables, pegatinas, rotuladores,… y ante todo, nuestra imaginación.

Charo de la empresa MirArte para todos , fue la conductora del club de hoy y la persona que nos guía a través de la exposición. Primero nos habló sobre Salvador Larroca, el ilustrador valenciano que lleva 25 años (¡Ni más ni menos!) trabajando para Marvel. Descubrimos que, a lo largo de estos años, ha dibujado diferentes personajes, como X-Men, Los 4 Fantásticos o Los Vengadores y que, en la actualidad, es el autor principal de la serie Star Wars. También nos cuenta que ha sido el primer español en ganar el premio Eisner, un importante premio de la industria del cómic en Estados Unidos

Abril, el mes del libro

Hace varios años, la UNESCO promovió la fecha del 23 de abril como del Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor, en España nos anticipamos y lo celebramos desde 1930. La fecha coincide en torno a la muerte en 1616 de Miguel de Cervantes y William Shakespeare. A día de hoy esta celebración está muy arraigada en nuestro país y forma parte de las conmemoraciones que las bibliotecas realizamos anualmente y que en muchos casos hacemos extensivo a todo el el mes de abril.

Este año 2021, las bibliotecas de Tres Cantos queremos ofrecer una diversa y variada relación de actividades para celebrar este Día como se merece, a pesar de la pandemia que estamos sufriendo. Para los más pequeños realizamos la cuarta competición de lectura teniendo a dos animales como protagonistas, esta vez son las gallinas y los conejos. Solo hace falta leer, votar y descubrir quién contará más historias. “Gallinas vs. conejos”.

Nuestro encuentro con autor tiene como invitado a un escritor de lujo, el colombiano Héctor Abad Faciolince que nos hablará de su obra El olvido que seremos, lectura analizada en nuestros clubes para adultos y muy de actualidad por la adaptación cinematográfica que Fernando Trueba ha realizado y cuyo estreno es inminente. El encuentro será online y tenéis toda la información en este enlace.

Durante todo este mes el gran protagonista de la Biblioteca Lope de Vega es el cómic. Contaremos con la exposición Salvador Larroca. 25 años en Marvel que recorre gran parte de la trayectoria profesional del autor, fichaje de la gran editorial de género Marvel. Para que los pequeños se diviertan aprendiendo ponemos en marcha “Superhéroes y superheroínas”, taller de cómic dirigido a niños y niñas de cinco a ocho años. No podía faltar un encuentro con uno de los grandes autores y dibujantes de nuestro país, Paco Roca  que cuenta con joyas del cómic como Arrugas La casa y que nos visitará el mismo día 23 de abril. Además decoramos de forma especial nuestra comicteca, esperando que dentro de poco podamos pasear y leer cómodamente por ella.

¡Estáis invitad@s!

Día Mundial de la Poesía. La primavera ha venido…

“Alegoría de la primavera”, Sandro Bottcelli

Con motivo del Día Internacional de la Poesía que se celebra el 21 de Marzo y del Equinoccio de Primavera el 20 de Marzo, hemos decidido unir la poesía y la primavera e indagar en cómo de un modo u otro la estación florida siempre ha tenido mucha presencia en la poesía y, en general, en todas las artes.

 

Ya en la lírica tradicional encontramos la exaltación de la primavera, es un motivo frecuente, por ejemplo en las Mayas exaltaban el amor en el mes de Mayo y el triunfo de la primavera. Generalmente la lírica popular que se daba en el contexto rural medieval bebía de los elementos de la naturaleza y éstos eran referentes del amor al que cantaban, coincidiendo normalmente con fechas señaladas de ritos y costumbres por lo que la primavera tiene un papel primordial ya que engloba tanto los elementos naturales como el período en el que se celebran numerosos rituales o fiesta asociados a las labores del campo etc Un ejemplo es ésta del S. XVI, la primera que se conserva escrita (no olvidemos que era literatura oral):

“Entra mayo y sale abril,
tan garridico le vi venir.
Entra mayo con sus flores,
sale abril con sus amores,
y los dulces amadores
comienzan a bien servir.”

Si nos remontamos al Renacimiento, encontramos que la primavera tiene bastante presencia en la lírica renacentista, partiendo del Canzioneri de Petrarca se desarrollará una corriente literaria que aúna el tema del amor neoplatónico, el sentimiento de la naturaleza, el bucolismo, los códigos mitológicos, etc En este espacio la primavera lógicamente aparece con frecuencia. Famosos tópicos literarios de la época como el locus amoenus o el carpe diem tienen su reflejo en la primavera. Se relaciona en ocasiones la estación con la juventud, el uso del tópico incita a aprovechar el momento, ya que la vida es breve y el tiempo pasa. Precisamente con una explosión de vida es con lo que relacionamos la primavera, con el renacer, con el amor, con el despertar tras superar el invierno. Un ejemplo de ésto es el famoso Soneto XXIII de Garcilaso de la Vega:

En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;
y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena;

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera,
por no hacer mudanza en su costumbre. Sigue leyendo

Club de lectura de cómic: Píldoras azules

En la sesión del club de lectura de cómic de la Biblioteca Lope de Vega correspondiente a marzo regresamos al cómic europeo con uno de los grandes clásicos contemporáneos: Píldoras azules (Astiberri, 2004, traducción de Gaizka y Javier Zalbidegoitia) del autor Frederik Peeters (Ginebra, 1974).

Se trata de una obra autobiográfica en la que el dibujante narra los comienzos de su relación con Cati y su hijo pequeño, con quienes forma una familia más o menos convencional, salvo por un detalle: tanto ella como su hijo son seropositivos. Así, Peeters tiene que aprender a convivir con la incertidumbre con la enfermedad, con las frecuentes visitas a los hospitales y con las dudas de sus familiares y amigos.

En un momento en el que el sida todavía era un tabú en occidente, y en el que las terapias no estaban tan desarrolladas como en la actualidad, Píldoras azules confrontó la desinformación y los falsos mitos sobre la enfermedad y dio a conocer a miles de lectores una realidad llena de matices y detalles, sin perder nunca la perspectiva humana. Peeters no escatima detalles acerca de sus relaciones sexuales con Cati, y su progresiva confianza, apoyados en un médico que sirve también como voz de la ciencia y la razón, frente al comprensible miedo que el sida suscita.

Rico en metáforas gráficas (ese mamut interior con el que conversa el autor, por ejemplo), este libro sorprende especialmente si pensamos que este dibujante de trazo expresivo y virtuoso no tenía ni treinta años cuando lo publicó. No solo ganó varios de los premios más importantes de Europa, sino que también se convirtió en una de esas novelas gráficas canónicas, clave, junto a Maus, Persépolis o Blankets para conquistar a un público ajeno al cómic hasta entonces, al demostrar que este medio podía tratar cualquier temática con la misma profundidad y complejidad que otros medios.

Leído hoy, pese a que puede apreciarse que el lenguaje del cómic ha evolucionado mucho en veinte años, Píldoras azules sigue siendo una obra excelente, íntima y universal al mismo tiempo. Peeters, por su parte, se ha convertido en una de las grandes estrellas del mercado francés, donde ha publicado su bibliografía. Es un dibujante muy prolífico que ha pasado de publicar en pequeñas editoriales independientes, durante los 90, a aparecer en los catálogos de algunas de las editoriales más potentes del mercado. En blanco y negro o color, en solitario o en colaboración con guionistas, todas sus obras ofrecen un cuidado aspecto visual y reflejan su inquietud como artista, que lo ha llevado a revisitar los géneros clásicos, desde la ciencia-ficción al wéstern, pasando por el policíaco o el fantástico. A continuación, se ofrece una pequeña lista de algunas de sus obras más importantes.

  • Lupus (Astiberri, 2005-2207)
  • Aama (Astiberri, 2011-2015)
  • Dándole vueltas (Astiberri, 20009)
  • El olor de los muchachos voraces (Astiberri, 2016) con Loo Hui Phang
  • El hombre garabateado (Astiberri, 2018) con Serge Lehman
  • RG (Astiberri, 2007-2008) con Pierre Dragon
  • Koma (Dibbuks, 2014) con Pierre Wazem

Brujas con Paula Carballeira

El viernes 26 de febrero en el Club de lectura infantil tuvimos la visita de una estupenda narradora y escritora, Paula Carballeira.

Habíamos leído su libro Bruja y familia, que nos cuenta la historia de una bruja buena que decide irse a vivir a una casa de piedra junto a un bosque, y de su extensa y peculiar familia.

Paula nos explicó que en Galicia hay Meigas (brujas buenas) y  Bruxas (brujas malas), y nos contó algunas historias y anécdotas de su familia en las que se inspiró para escribir el libro. También descubrimos de donde proceden los nombres de algunos personajes, como el aventurero caracol Prisciliano, que vive en la bañera y debe su nombre a un famoso peregrino del Camino de Santiago.

Antes de marcharse tuvimos la suerte de que nos dedicara un ejemplar de su libro y de que se hiciera una foto en la Biblioteca para que no nos olvidemos nunca de su visita.

Libros de Paula Carballeira en las bibliotecas de Tres Cantos.

Club de lectura de cómic: Buñuel en el laberinto de las tortugas

En la última sesión del club de lectura de la Biblioteca Lope de Vega regresamos al cómic español contemporáneo con Fermín Solís y su libro Buñuel en el laberinto de las tortugas, un excelente ejemplo de cómic que se sirve de la realidad para desplegar una narrativa propia.

Solís, nacido en Madroñera, Cáceres, en 1972, pertenece a una generación que llegó al cómic en los años 90, en medio de una crisis que limitaba sus posibilidades de publicación. A través de revistas y pequeñas publicaciones, Solís fue construyendo una voz propia, partiendo de una influencia de la Nouvelle BD y autores como Joann Sfar y Christophe Blain, influencia que aún se deja notar en su novela gráfica sobre Luis Buñuel. Resulta curioso que, hasta esa obra, Solís hubiera practicado, fundamentalmente, la autobiografía, con obras como Las pelusas de mi ombligo (Cabezabajo Ediciones, 2005) o El año que vimos nevar (Astiberri, 2005). Para su proyecto más ambicioso hasta entonces, sin embargo, escogió acercarse a la figura del director de cine Luis Buñuel, a través de uno de sus proyectos más originales y controvertidos: el rodaje del film documental Las Hurdes, tierra sin pan (1933).

El proyecto contó con la subvención de la Junta de Extremadura, por lo que la primera edición de la obra, en 2008, corrió a cargo de la Editorial Regional de Extremadura, aunque, en 2009, Astiberri realizó una segunda edición con distribución nacional. En 2019, aprovechando el décimo aniversario de su publicación original y el estreno de su adaptación a película de animación en 2018, Reservoir Books la recuperó en una edición con extras, una nueva rotulación y un coloreado realizado por el propio Solís.

Pero ¿qué podemos encontrar en Buñuel en el laberinto de las tortugas? En primer lugar, es una acercamiento a la figura controvertida del Buñuel de los años treinta, sin afán de reconstrucción biográfica, sino, más bien, convirtiéndolo en un personaje a través del cual Solís quiere acercarse a ciertos temas. La primera parte de la obra transcurre en el París de la bohemia y las vanguardias, donde Buñuel vive la noche junto a su amigo Ramón Acín. Meses más tarde, gracias a que este gana un premio de lotería, pueden acometer el proyecto de rodar una película en Las Hurdes, región extremeña aislada y abandonada por las instituciones, donde la gente vivía en pobres condiciones. La reconstrucción del rodaje, fruto de una profunda labor de documentación por parte de Solís, no oculta todas las contradicciones de Buñuel, así como las manipulaciones para lograr escenas más espectaculares, muy en la línea de lo que, en los albores del cine, se entendía por género documental. Estas luces y sombras de la figura de Buñuel fueron las protagonistas del debate del club, pues se trata de una discusión compleja, que el cómic alcanza a representar de manera muy certera.

Además de eso, Solís destaca por la acertada manera de introducir el surrealismo en su relato, mediante sueños y visiones que tendrá el propio Buñuel, así como por la caracterización del director de cine y sus acompañantes. En conjunto, este libro es un excelente representante de esa ola de la novela gráfica española que, entre 2007 y 2010, contribuyó a conformar un nuevo panorama, imprescindible para el buen momento y la variedad temática y estilística que vive el medio en España.

Momias en el club de lectura infantil

La sesión de Enero del Club de Lectura Infantil fue algo diferente. Por primera vez no leímos todos el mismo libro, sino que hilo conductor de todas las lecturas eran las Momias egipcias. A cada participante se le entregaron dos libros, una novela con momias como protagonistas y un libro informativo sobre Egipto. El día de la reunión lo dedicamos a hablar sobre los Egipcios y realizamos un taller de ilustración de momias con María Espejo.
Entre otras cosas, María nos explicó que los egipcios creían que el ser humano estaba compuesto por cinco elementos y nos habló de sus tradiciones para preparar el alma para el tránsito al más allá. En este artículo podrás saber más sobre el tema.
Antes de comenzar el taller María explicó a los participantes algunas técnicas para dibujar con ceras y difuminar y mezclar colores. La actividad consistía en crear su propio sarcófago, decorando tanto el exterior como el interior.
Las fotos del encuentro las podéis encontrar y descargar en el Flickr de las bibliotecas de Tres Cantos.

Club de lectura de cómic: Fun Home

El pasado martes 19 de enero, el club de lectura de la Biblioteca Lope de Vega volvió a reunirse para debatir en torno a Fun Home, la obra cumbre de Alison Bechdel y una de las novelas gráficas más leídas y premiadas.

Publicada en 2006 por Houghton Mifflin, una editorial literaria, esta novela gráfica aborda la infancia y adolescencia de la autora, pero va mucho más allá de eso. Bechdel construye una brillante y compleja reflexión en torno a la figura de su padre, homosexual que nunca salió del armario, a pesar de su doble vida, y su muerte cuando la autora tenía veintiún años. Bechdel, también homosexual, se vale de la biografía de su familia para trazar un relato de su propio descubrimiento de su identidad sexual, y la confronta con la de su padre, con la sombra de la duda acerca de si este se suicidó o fue víctima de un accidente.

Resulta interesante analizar las influencias y la trayectoria previa de Bechdel, para entender mejor Fun Home: más cercana al humor gráfico y a la ilustración que al cómic clásico, cita como influencias tempranas a Edward Gorey, Charles Schulz, Charles Adams o Hergé. Su primer trabajo fue una página de humor con marcado carácter activista: la maravillosa Unas bollos de cuidado, que se publicó durante veinticinco años, y que narró las vidas en tiempo real de un grupo de amigas lesbianas y la evolución de ese ambiente reivindicativo.

Ese mismo contexto está muy presente en Fun Home cuando Bechdel narra sus años universitarios; sin embargo, en realidad la historia comienza mucho antes, en la peculiar infancia de Alison y sus hermanos, entre los muebles de época que su padre restauraba obsesivamente y la funeraria local, heredada de su abuelo. Sin demasiadas muestras de afecto, la familia vivió siempre con una sombra nunca nombrada, la doble vida del padre, que mantenía relaciones con chicos jóvenes e incluso tuvo problemas con la justicia por ello.

Tal vez por eso, Alison Bechdel plantea su obra como un juego de símbolos y de referencias literarias, pues, como dice ella misma, le resulta más fácil pensar en sus padres como personajes de una novela. La ficción y el arte le sirven para explicar las relaciones de una familia a la que nunca le resultó sencillo compartir sus emociones o sincerarse: mientras que su madre era actriz de teatro aficionada, su padre era profesor de literatura. Precisamente, fue a través de ese arte como Alison pudo conectar con él, a pesar de que su relación se mantuviera en lo estrictamente literario.

Esas referencias literarias -Camus, Wilde, Joyce, Proust…- y la manera de afrontar la propia biografía fueron realmente innovadoras en el momento de publicación de una obra que le llevó a su autora casi una década. Por entonces, pocos eran los cómics con los que Bechdel podía establecer una comparación, más allá de Maus. Sin embargo, Fun Home se convirtió en un clásico que se insertaba en la tradición de la autobiografía underground pero, al mismo tiempo, abría nuevos caminos que muchos otros autores siguieron después.

La unanimidad de la crítica no se repitió con su siguiente obra, ¿Eres tu mi madre? (2012), un libro en el que afrontaba las consecuencias de la realización del anterior en su relación con la figura materna, así como sus experiencias con el psicoanálisis. A pesar de ello, es una obra interesante, que forma un sugerente díptico con Fun Home, cuyo éxito ha sido tal que, incluso, ha sido adaptado al formato de musical de Brodway en 2013.

Todo ello habla de la universalidad y riqueza de un cómic que se ha convertido, sin duda, en uno de los más importantes del siglo XXI.

Damas del crimen. Novela negra en femenino

El próximo 19 de enero Patricia Highsmith cumpliría 100 años, por ello, desde las bibliotecas de Tres Cantos queremos darle el homenaje que se merece, siendo protagonista de un mes especial, ya que todo el mes de enero lo dedicamos a las damas del crimen.

Y  Highsmith es una de las más grandes damas de la novela negra. Escritora incansable, desde muy joven se interesa por los individuos que se encuentran al margen, personajes que están dispuestos a traspasar la fina línea del bien y del mal, personas que se sirven de todos los medios a su alcance, incluido el asesinato, para conseguir sus objetivos.  Los temas que trata se centran en la culpa, la mentira y el crimen y sus novelas contienen un poso de pesimismo y crueldad. Tom Ripley es una de sus creaciones y uno de los personajes más fascinantes de la literatura. Amoral, elegante, inteligente, calculador, es el protagonista de cinco de sus novelas.

La novela negra en femenino en nuestro país tiene un gran número de representantes, escritoras talentosas que han conseguido poner a la altura de sus homólogos varones. Según el profesor Jesús V. Magdalena, Yanet AcostaAlicia G. BarlettBerna GonzálezDolores Redondo y Rosa Ribas son las reinas de la novela negra española del siglo XXI. Y hemos invitado a una de ellas a acompañarnos en este homenaje a la gran Patricia Highsmith. Berna González Harbour visitará la Biblioteca Lope de Vega en Tres Cantos el próximo 28 de enero a las 19 h.

Berna González es una periodista, crítica literaria y escritora de novela negra, creadora de la comisaria Ruiz y según la editorial Planeta: “está considerada una de las voces más actuales y representativas del género hoy en España”. Su última novela El sueño de la razón recibió el premio Dashiell Hammett 2020 de novela negra de la Semana Negra de Gijón.

Como siempre te dejamos algunos enlaces a artículos o trabajos relacionados con el tema:

Club de lectura de cómic: Persépolis

En la última sesión del club de lectura de cómic de la biblioteca Lope de Vega nos adentramos en uno de los grandes clásicos de la novela gráfica internacional: Persépolis de Marjane Satrapi (Reservoir Books, 2020, traducción de Carlos Mayor). La obra de esta autora iraní resultó clave en su edición original, entre 2000 y 2003, para llegar a un público más diverso y masivo, en un momento en el que el cómic aún arrastraba ciertos prejuicios. Persépolis forma parte de un grupo de obras que demostró a ese público que el cómic era un medio válido para tratar asuntos complejos como el que la autora planteaba. Influida por los autores de la editorial independiente L’Association, especialmente por su amigo David B. y su obra Epiléptico, la recién llegada a Francia Satrapi se animó a iniciar la crónica de su vida, desde su infancia hasta su llegada a Francia a mediados de los años 90.

El club de lectura infantil en las ondas

El pasado 11 de diciembre tuvo lugar la tercera sesión del Club de lectura infantil y fue una sesión muy especial. El programa de radio Menudo Castillo vino a nuestra biblioteca y los niños y niñas participantes, colaboraron en varias secciones del programa: entrevistaron a Rebeca, la directora, y a Adriana, la coordinadora, preguntándoles acerca del Club y de las actividades programadas por la biblioteca para estas Navidades. Además tuvimos una visita muy especial, la autora Mónica Rodríguez vino a hablar de  La tía Clío y la máquina de escribir, el libro que se había leído en el Club. Los niños le hicieron un montón de preguntas y ella les pidió que le contaran si sabían cual era su mayor tesoro, como hace la protagonista del libro, y la respuesta mayoritaria fue, sin duda, sus familias y sus peluches. Para finalizar, recomendaron lecturas a los oyentes y se les entregaron los libros para comentar en la próxima reunión, programada para el 22 de enero y en la que realizaremos un taller con la ilustradora María Espejo.

Las fotos del encuentro las podéis encontrar y descargar en el Flickr de las bibliotecas de Tres Cantos y os dejamos el audio de la sesión que se emitió ese día en directo:

Ir a descargar

 

Club de lectura de cómic: Las meninas

En la segunda sesión del club de lectura de este nuevo curso debatimos en torno a Las meninas (Astiberri, 2015) de Santiago García y Javier Olivares. Días antes, tuvimos la suerte de contar con este dibujante e ilustrador en la Biblioteca, donde mantuvo una charla sobre su trabajo y su colaboración con García tanto en esta obra como en la reciente La cólera (Astiberri, 2020).

Las meninas, Premio Nacional de Cómic 2016, es una obra que parte de la figura de Velázquez pero trasciende la mera biografía de este pintor, para sumergirse en los significados y relevancia de su obra magna, el cuadro que ha cautivado a artistas de épocas muy diversas. Evidentemente, aparecen detalles y acontecimientos de la vida de Velázquez importantes, pero la manera de presentarlos no tiene como objetivo que los lectores recibamos un relato fiel y didáctico de la misma, como indican las elipsis violentas, la falta de texto de apoyo o de explicaciones extensas.

Así, en las páginas de esta novela gráfica podemos ver a Picasso, Dalí, Foucault, Goya o Equipo Crónica, entre otros, artistas todos ellos que, de una forma u otra, se vieron influidos o afectados por el arte de Velázquez. Sus apariciones en interludios sirven para modular el ritmo del relato pero, también, para ahondar de una manera lateral en la importancia central de la obra maestra del pintor.

Eso nos lleva a uno de los temas relevantes de Las meninas: ¿qué hace a una obra maestra? Para García y Olivares, parece que la respuesta se encuentra no tanto en la pericia técnica sino en la influencia de la pieza, en su pervivencia en el tiempo y en la capacidad para ser leída de diferentes formas en cada época posterior. Para ser, en definitiva, una obra inmortal que sobreviva a su autor, por su técnica superior, su atmósfera pero, sobre todo, porque fue la primera en la que se superaba la frontalidad de la pintura realista y se planteaba un juego de miradas y espejos, que incluía al espectador en la propia obra, como estableció el célebre texto de Foucault, quien, no por casualidad, es quien abre este cómic de deliberada autoconsciencia posmoderna.

En una época como la nuestra, en la que la religión ha dejado de tener el papel vertebrador de la sociedad que tuvo en el pasado, la inmortalidad solo puede ser concebida a través de la perdurabilidad de las obras y los actos. Esta cuestión, fundamental en otras obras de García, como la propia La cóleraBeowulf (Astiberri, 2014), un proyecto que, inicialmente, comenzó a dibujar Olivares pero que, finalmente, realizaría David Rubín. En Las meninas, Velázquez está obsesionado con la trascendencia, con ser recordado. Y pretende conseguirlo siendo aceptado en la Orden de Santiago, para lo cual deberá demostrar que no ha vivido de su trabajo, pues eso sería impropio de un noble. La investigación de un enviado de la Orden vertebra el relato, estructurado en dos líneas temporales, distinguidas por la paleta de colores, y puntuadas con los interludios antes mencionados. Olivares modula su estilo, siempre mutante, para ajustarse al tono más dramático o cómico de cada escena, con las que ambos autores van profundizando en sus temas.

Paradójicamente, Velázquez alcanzará la inmortalidad artística gracias a su obra, la misma que estuvo a punto de impedirle ingresar en la prestigiosa Orden de Santiago. Habría sido una sorpresa para él, pues en su época, como se muestra en el libro, la pintura no era considerada un arte, sino un oficio manual, una profesión artesanal. El tema se trata a través de las discusiones de Velázquez con colegas como Rubens, quien en la ficción de Las meninas, asume una posición práctica, de pintor que asume su subordinación a los gustos de sus clientes y la producción industrial de sus cuadros, gracias a su taller. Frente a él, el oscuro Rivera, a quien Velázquez aspiraba a alcanzar, representa la visión artística y adelantada a su época con respecto a su propio trabajo: por eso, al final de su vida, lo tocó la locura.

Las meninas no es solo un libro multipremiado: es también una de las mejores obras del cómic español reciente, una que demuestra la complejidad que ha alcanzado el lenguaje del cómic, y su potencial para tratar todo tipo de temas.