La familia de Pascual Duarte

40 años de la publicación de ‘La familia de Pascual Duarte’, primera novela de Camilo J. Cela por Juan G. Bedoya en El País, 4 de marzo de 1982

La publicación de la primera novela de Camilo José Cela, hace ahora cuarenta años, supuso un acontecimiento literario en el desolado paisaje de las letras de posguerra y significó la aparición de uno de los escritores más importantes de la lengua castellana, en la que el autor se inició maestro del idioma y de la narración con su temprano Pascual Duarte. Esta obra, escrita por Cela a los 25 años, es quizá, después de El Quijote, la novela española traducida a más idiomas, 21 hasta la fecha, y con mayor número de ediciones, 106 a finales del pasado año. Camilo José Cela (Iria-Flavia, La Coruña, 1916) fue el miembro más joven de la Academia de la Lengua Española cuando ingresó, en 1957. Es doctor honoris causa por varias universidades. españolas y extranjeras, ha escrito una treintena de obras (novela, poesía, ensayo, viajes y el Diccionario secreto) y miles de artículos recopilados en libros, y está propuesto para el Premio Nobel de Literatura de este año.

La familia de Pascual Duarte fue publicada por primera vez en 1942, en una modesta editorial de Burgos, propiedad del general Aldecoa, después de que otros editores la rechazaran por motivos que no extrañaron entonces al joven Camilo J. Cela. De hecho, agotada la primera edición de 1.500 ejemplares, la policía recibió la orden de retirar la segunda, publicada también por Aldecoa, aunque los censores no tuvieron éxito al habérseles adelantado el escritor, que recogió todos los ejemplares.Cela no ha olvidado aquellos días. Con el orgullo de quien sabe que logró una obra bien terminada, “a real gusto”, para mayor contento, recibía con inquietud la negativa de varias editoriales, unas preocupadas por el contenido y otras insensibles a la calidad de un original que, con el tiempo, se convertiría en un clásico de nuestra novela contemporánea. Igual le iba a ocurrir, años más tarde, al colombiano García Márquez con Cien años de soledad.

La casualidad iba a venir en ayuda de Cela por medio de un amigo, Rafael Aldecoa, cuyo padre, militar de profesión, tenía una imprenta-editorial en Burgos. La recomendación, el hecho de que, muy probablemente, el general Aldecoa no se molestó en leer el original o, al menos, no en su totalidad, dieron con el libro en los escaparates a finales de 1942, cuando ya José María de Cossío tenía convencido al editor José Janés de que el Pascual Duarte y Cela merecían su atención. Como pago por esta y otras ayudas del autor de Los Toros, Cela iba a regalar a Cossío el manuscrito de su primera novela, que se guarda en la Casona de Tudanca, escenario principal de la novela perediana Peñas Arriba.

Leer la totalidad del artículo.

Ver artículo sobre el centenario publicado en este blog en mayo 2016.