Don Quijote (2ª parte)

El Quijote de aniversario: a 400 años de su edición final. Publicado en la sección Cultural del diario La tercera por Javier García – 06/02/2015

En 1615 el español Miguel de Cervantes publicó la segunda parte de El Quijote. No era su intención realizar una secuela, pero la aparición del Quijote falso de Avellaneda le impulsó a crear la que para muchos es la mejor continuación de la historia.

Estaba al acecho. Habían pasado nueve años desde la publicación, en 1605, del primer tomo de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha y su autor, Miguel de Cervantes, sufría un golpe bajo. Un tal Alonso Fernández de Avellaneda publicó el Segundo tomo de El Quijote (1614) llevándose todos los aplausos de la tribuna. El primer tomo del ejemplar, protagonizado por un caballero andante y su fiel escudero, Sancho Panza, había logrado popularidad.

Algo andaba mal. Sin embargo, Cervantes, quien ya había empezado a escribir sobre la tercera salida de don Alonso Quijano por los límites de El Toboso a Argamasilla, publicó en 1615, la verdadera segunda parte de El Quijote. Por lejos, para mucho lectores ilustrados, mejor que la primera. Este año, aquella segunda parte cumple 400 años desde su publicación. Se cerraba así un libro histórico que inauguró la novela moderna.

“Por todas partes tiene mezquindad intelectual, rijosidad equívoca y mala leche”, dice Francisco Rico, filólogo y miembro de la Real Academia Española (RAE), sobre El Quijote, de Avellaneda, conocido también como El Quijote apócrifo. En el volumen su autor reniega de Dulcinea y convierte al dueño de Rocinante en un “Caballero desamorado”. Pero en el Siglo de Oro español era costumbre coger una obra ajena para continuarla: una literatura basada en la imitación.

Por fuerza mayor o no, Cervantes no soportó que otro hablara de su personaje que había enloquecido leyendo libros de caballería. Y en su segunda parte profundizó en la precariedad de la condición del ser humano, terminando un ejemplar admirable y que este año sumará una serie de festejos.

Leer todo el artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s