Delirio

Reseña de Delirio de Laura Restrepo por Joaquín Marco para El Cultural de El Mundo. 22/04/2004

Delirio es una acertada muestra de novela cerrada que busca la totalidad; es decir, que en ella inciden varias historias, temas de diversa índole, trabados mediante un uso efectivo de los tiempos en los que cada una se desarrolla y que acaban encajando en la tesis que deduciremos.

Las obras anteriores de Laura Restrepo (Bogotá, 1950), ya conocidas por el público español, derivan, como ésta, del “realismo mágico”. “Lo mágico” resulta la lógica consecuencia del tratamiento de la heroí-na, Agustina, hija de una rica familia de Bogotá, que manifiesta claros signos de locura. No sólo utilizará la magia del agua, colocando platos y toda suerte de enseres con agua en su casa, en la que vive con Aguilar, separado de su mujer, aunque no divorciado; sino que sufrirá períodos de demencia violenta. En buena medida la novela se desarrolla como si se tratara de un relato policíaco y el lector siguiera por diversos e intrincados caminos los orígenes -tal vez familiares- de tales trastornos.

(…)

El relato se desarrolla a través de varios tiempos: los de la infancia de Agustina, mediante una conversación con Midas McAlister, su antiguo amante. (…) El tercero de los tiempos y otra de las historias es la del abuelo de la protagonista, de origen alemán, Nicolás Portulinus, casado con Blanca, músico de profesión, aunque también trastornado. Añorando a su hermana, ahogada en el Rin, el profesor y abuelo de Agustina se suicida en las aguas del río Dulce. ¿Es la locura de la protagonista producto de una herencia malsana? Tras la historia familiar, de base naturalista, observaremos el análisis de la clase alta bogotana, a la que Midas no pertenece, pero que analiza con mirada crítica. él logra una fortuna gracias a Escobar, aunque sólo lo ve en dos ocasiones, pero las grandes familias no le admiten por ser de humilde origen. La historia familiar desvela la hipocresía que desdeña a cuantos no pertenecen a una determinada clase. Esta familia, creada sobre la mentira, viene a simbolizar el drama colombiano, tipificado por una frase, posiblemente auténtica, de Escobar, acosado por el tratado de extradición a EE. UU.: “voy a invertir mi fortuna en hacer llorar a este país”. Colombia aparece simbolizada por el Crucificado.

Saga familiar, intriga, crónica social, desfile de personajes bien definidos, crítica moral. Laura Restrepo no sólo construye una bien diseñada trama, sirviéndose de los tiempos con extrema eficacia, sino que la novela, de rasgos folletinescos, se narra con un elaborado estilo, sentencioso en ocasiones, descriptivo, poético, fiel a la lengua hablada. Una excepcional novela que debemos recomendar.

Lee todo el artículo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s